La Práctica Psicomotriz Educativa Aucouturier se realiza en un dispositivo espacio-temporal, la sala de psicomotricidad. Un dispositivo con dos espacios y tres tiempos donde los niños juegan, se viven a sí mismos, se descubren y valoran, se aceptan y transforman en un ambiente creado para ellos. En un espacio de seguridad afectiva donde son escuchados, aceptados, no exigidos, respetados y reconocidos. Donde hay límites, normas y un marco que les sostiene y seguriza. Los niños son libres para actuar y libres para pensar.

Dispositivo espacial

La sala queda estructurada por medio de dos espacios: el primero, que ocupa gran parte de la sala, de expresividad motriz, donde los niños y niñas viven su cuerpo y juegan con el material específico; y otro, más reducido, reservado para la fase de la historia y la fase de representación.

La disposición siempre es la misma señalando dentro de la zona de expresividad motriz un área destinada a construir y con la norma clara de respetar las construcciones de los compañeros.

 

Dispositivo temporal

Se puede hablar de tres momentos importantes, consecutivos y complementarios para el desarrollo de los niños y facilitarles el paso por los distintos niveles de simbolización. El primer tiempo, más largo de vivencia del cuerpo a través del juego libre; el segundo, más reducido dedicado a contar un cuento que les guíe en su proceso de aseguración a través del lenguaje y un tercero destinado a la representación donde los niños mueven el pensamiento, se expresan.

El Material

El material necesario y recomendado para el desarrollo de esta Práctica es: espalderas, un gran espejo, cajas para contener el material, plinto, mesa, bloques de goma espuma forrados de telas de colores y tamaños y formas diferentes, colchonetas, telas de colores, material de dibujo: folios, pinturas y rotuladores de colores y piezas de construcción de madera de color madera.

Cuando los niños llegan a la sala el material está dispuesto pero el dispositivo temporal se va ajustando en función del desarrollo de sus capacidades de acción y simbolización.

Rompiendo el muro

¿Cómo se desarrollan los tres tiempos?

El primer tiempo es el del ritual de entrada y expresividad motriz. Se les da la bienvenida y se les acoge, se nombra a los ausentes, se recuerda la ley: “Cuidar a los amigos y a nosotros mismos”,  las normas y se repasan los tiempos y los espacios de la sesión.

Después se dispone un muro para ellos y se abre así el inicio de la conquista de este espacio. A partir de ahí el psicomotricista sigue levantando pequeñas torres que los niños derriban viviendo su omnipotencia sobre el adulto y destruyendo sin sentimiento de culpa y llenos de placer.

Los primeros juegos que aparecen son juegos de reaseguración profunda que segurizan a los niños frente a la angustia. A través de estos juegos el niño se centra en sí mismo, sus sensaciones, acciones, movimientos, gestos, tono, emociones…transformando sus angustias y fantasmas en placer. Son juegos de placer sensoriomotor que permiten perder los límites manteniendo la sensación de unidad. Si el niño es acompañado y sostenido por el psicomotricista podrá llegar a realizar acciones y movimientos cada vez más armónicos.

También puede aparece en la sala el juego simbólico piagetiano, el “hacer como sí…”. Son juegos de aseguración superficial que protegen al niño de los conflictos más inmediatos transformando la realidad a su antojo.

El segundo tiempo se hace en el primer espacio donde ahora los niños se reaseguran a través del lenguaje, se distancian del miedo y se autoafirman. Por ello, los cuentos se han de ajustar a los intereses, miedos y momento evolutivo de los niños. Es un espacio de transición entre el placer de hacer y el placer de pensar.

El tercer y último tiempo se compone de la fase de representación y del ritual de salida. La fase de representación plástica y gráfica libre tiene como objetivo alejarse de las emociones vividas a través de la descentración. Los niños eligen pintar, sobre un plano elevado, o construir, individual o colectivamente siempre con la premisa de desmontar y no destruir. Al acabar se toma nota de lo que cuenten los niños sobre su creación.

La sesión se acaba con el ritual de salida donde nos despedimos hasta la siguiente sesión: se preparan para salir al exterior mientras se les hace un pequeño reconocimiento individual.

12 Comentarios

  1. Hola!!!
    Me ha encantado tu sala de psico y sólo quería preguntarte de qué marca o proveedor son los módulos que aparecen en la foto pues yo necesito unos de ese tamaño y no los encuentro! Gracias!!

    • Hola Ana, como práctica psicomotriz se puede entender todos los enfoques donde se trabaje el concepto de “psicomotricidad” en la práctica.
      Sin embargo, la “Práctica psicomotriz Aucouturier” es un enfoque específico de carácter vivencial y dinámico creado por Bernard Aucouturier y Andre Lapierre. Que se divide en dos partes: educativa, enfocada al trabajo con grupos de 13-14 niños/as (normalmente en escuelas). Y la parte terapéutica o reeducativa, para trabajar con uno o pocos niños aspectos específicos individualmente.
      Puedes encontrar más informaciones en los enlaces que te he puesto o aquí.
      http://es.wikipedia.org/wiki/Psicomotricidad

      Un abrazo!

  2. ¿QUÉ CRITERIO SIGUES PARA ELEGIR EL CUENTO QUE CUENTAS EN CADA SESIÓN?
    ¿cÓMO ES LA TRANSICIÓN ENTRE UN TIEMPO Y OTRO, CÓMO CORTAS EL MOVIMIENTO PARA PASAR AL CUENTO??
    LA APARICIÓN DEL JUEGO SIMBÓLICO QUE DICES, ES ESPONTÁNEA?
    UTILIZAS ALGÚN REGISTRO DE EVALUACIÓN?
    CUÁNTAS DUDAS¡¡¡¡¡
    GRACIAS.

    • Hola ;)
      Para el cuento hay que entender que se trata de pasar del cuerpo a la mente. Serán cuentos que te sepas bien de cabeza, que se ajusten a su edad y que les lleve a vivenciar emociones y pensamientos. Les suele encantar todos aquellos que les permitan revivir angustias de devoración.
      La segunda pregunta tiene mucha miga, es bastante difícil pasar del movimiento a la escucha. Sobretodo se trata de invitar al niño o la niña a que pasen de un momento a otro. Utilizas avisos previos: “Quedan 5 min, quedan 3, queda un minuto”, lo explicas al principio para que sepan cuál va a ser la rutina del día y lo haces como mucho respeto a ellos. A veces hay niños y niñas que te retan que les cuesta salir (también hay que tener en cuenta el tiempo que hayan tenido para expresividad libre porque les costará más o menos…). De todas maneras, generar un clima de cuento y empezar a contarlo es algo tan atractivo que pocos se resisten ;)
      El juego simbólico es madurativo, de hecho, el psicomotricista, acompaña la acción, hace de espejo pero no interviene o modifica la expresividad libre. Que es bastante importante. Esto hace que después de sacar su pulsión libremente pasen al juego simbólico. Depende de cada niño o niña.
      Cuando se está en la sala se está como figura de seguridad y de acompañamiento y con una mirada periférica por lo que sería imposible tomar notas en el momento. Para ello, se graban las sesiones y se hacen escritos según acabas la sesión con lo más relevante. Pero si tienes 13 niños vas a saber perfectamente que recorrido ha hecho cada uno, en qué momento está, qué ha expresado durante la sesión, etc…
      Pero para todo esto, que son múltiples matices y detalles hay que haberse formado en ello con anterioridad.

      Un abrazo!

  3. Me gusto mucho tu articulo. Tengo una duda cuando pasas a la representación cual es la consigna ? Algunos niños representan su juego y otros el cuento

    • La consigna es dibujar lo que quieran los niños y niñas. Como dices, algunos representan el juego, otros su familia, otros el cuento y otros lo que les aparece por la cabeza. No es tanto el qué dibujan sino el proceso de pasar del cuerpo a la mente.

      Un abrazo!

  4. Hola, en mi país trabajamos desde hace 4 años la psicomotricidad de Aucouturier y después de la primera actividad para pasar a la hora del cuento hacemos la relajación con música instrumental durante 5 minutos, luego se lee el cuento porque los niños ya están más calmados y atentos a la siguiente actividad. Me gusta desarrollar esta práctica psicomotriz porque mis niños desarrollan muchas inteligencias y sobre todo aprenden a respetarse poniendose reglas ellos mismos a la hora del juego desde muy temprana edad.Gracias.

  5. M parece estupendo los concejos y observaciones, pero yo despues d una actividad motriz ls hago la invitacion a la relajacion con una manta d seda q les paso x todo el cuerpo cuando ellos estan echados boca arriba ls encanta y se rien a mas no poder. Es alli dond les cuento historias, cuentos etc. Luego les hago la representacion dond ellos dibujan o grafican lo q hicieron o les gusto d todas las actividads q hicieron. X favor dime si esta bien o hay algo q tnga q cambiar o quitar? Muchas gracias……Lucy d Lima- Peru

    • No existe el está bien o el está mal.
      Prueba, mira como se ajusta cada propuesta a la Infancia y si sigue la mirada y propuestas del enfoque.

      Un abrazo!

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Tu nombre