Hoy hablamos del Proyecto Educativo en la etapa Infantil de la ciudad de Pistoia. Partimos de las reflexiones de Anna Lia Galardini, para presentaros una ciudad que apuesta por su infancia.

Anna Lia Galardini

Desde que en 1972 asumió la dirección de los servicios para la infancia, de la ciudad de Pistoia, Anna Lia Galardini se ha convertido en una referencia indispensable en la propuesta pedagógica que se desarrolla en esta ciudad de la Toscana, situada entre Luca y Florencia, desde finales de los años 60. Junto a colaboradoras como Sonia Lozelli y Donatella Giovannini ha liderado una transformación educativa en la Educación Infantil y en el conjunto de las políticas educativas, sociales y culturales que se llevan a cabo en Pistoia, que convierten a este municipio en un modelo de respeto y de complicidad con la infancia.

Experiencia de Escuelas Infantiles de Psitoia

Los principios en los que se basa la pedagogía de las Escuelas de Pisotia son:

escuelas de pistoia

  • Acogida: preparar un contexto que sea un entorno de vida favorable con las  características del hogar. acoger al niño, acoger a la familia. Instrumentos para acoger a las familias: diario cotidiano, documentación…
  • Relaciones: orientar la mirada, sobre las relaciones de los niños y las  relaciones positivas de las y con las familias
  • Bienestar: el niño tiene que disfrutar y vivir una experiencia personal y no institucionalizada
  • Aprendizaje: Los niños aprenden estando juntos, compartiendo. La duración de una experiencia se hace más larga si los niños la comparten. Unos niños se inspiran en las experiencias de los otros.
  • Dar valor a la profesionalidad: formación continua; reflexión en grupo, dando testimonio de esta reflexión a través de la documentación y de documentos que transmitan el fruto de las reflexiones a las familias.
  • Participación: se organizan momentos para fomentar y compartir, estimulando el dialogo y la participación. La educación puede transformar la sociedad y las relaciones entre las personas. Distintas formas de participación: invitar a las familias para que conozcan a su hijo en grupo, que conozcan el proyecto en el que se integran; un servicio publico, abierto y comunitario; no solo un servicio que se utiliza para necesidades individuales, como si fuera un producto del mercado

Las ratios en las escuelas de Pistoia son muy declarativas: cuatro niños por adulto en la etapa 0-1 años, seis niños por adulto en la etapa de 1-2 años, diez niños por adulto en la etapa de 2-3 años, dos adultos con 25 niños en las etapas de 3 -6 años.

Para entender mejor la apuesta educativa tenemos que conocer un poco más el municipio. Pistoia es una localidad de la región de Toscana, con 100000 habitantes, es decir, es una ciudad pequeña. Históricamente conserva numerosas obras de arte, en sus iglesias y especialmente en su catedral de los siglos XII-XIII, donde se encuentra el púlpito de Pistoya que representa la Matanza de los Inocentes en relieve de Giovanni Pisanosiendo una de las representaciones más conmovedoras del dolor de esa época medieval. La situación socioeconómica es buena gracias a la gran industria de construcción de coches de ferrocarril y a que es un centro importante de cultivo de plantas. Teniendo en cuenta la población y los recursos, es entendible un sistema educativo, en la etapa infantil, de este calibre:

  • 10 Escuelas Nido Municipales (escuelas 0-3)
  • 12 Escuelas Infantiles (escuelas 3-6)
  • 10 Áreas del Bambini (centros 0-6)

El proyecto tiene que apoyarse en una base sólida, será valorado si la sociedad lo valora. Nuestra profesionalidad es muy importante pero también la alianza con las familias porque son los  transmisores del valor del servicio; así conseguimos conquistar los derechos de los niños y de los adultos juntos. Con esto crecen los niños y también los adultos que los acompañan, un niño no puede ser competente  si no lo son los adultos que le rodean.

escuelas de pistoiaComo destaca Cuadernos de Pedagogía, las escuelas infantiles pistoyanas se nutren de una rica trayectoria nacida en
los años setenta, guiada por el desarrollo de la experiencia de los niños como protagonistas de la educación, pero
siempre colocados en un lugar físico, un «espacio bueno» (según Bettelheim): la propia ciudad, que ofrece entornos de
confianza, respecto y afectividad.

Pero como siempre que miramos en el exterior, tenemos que mantener los pies en el suelo. Este tipo de propuestas nos ponen los dientes largos: espacios utópicos, aulas mágicas, materiales envidiables… Es cierto que es una pedagogía muy válida, pero por ahora nosotros (y hablo de Madrid) estamos lejos de esa meta, así que tenemos que pensar en lo que podemos aprovechar. Yo he visto muchos materiales que puedo construir para el aula, clasificadores, estanterías… Dicen de los maestros de infantil que somos grandes magos, ya que cuando algo nos gusta, lo adaptamos para poder llevarlo a aula.

Podéis ampliar información en la revista Cuadernos de Pedagogía Nº397 ENERO 2010 (56-60)http://proyectoavolar.files.wordpress.com/2010/03/pistoia.pdf

Fuente: texto Ameigi Dailnet Proyecto¡aVolar! wikipedia imágenes silvia

Profesional del aprendizaje en la infancia. Aprendiendo cómo aprenden los niños. Diplomado en Educación Infantil e Inglés; Grado en Magisterio Infantil y Primaria; Máster en Pedagogía Sistémica CUDEC. Trabaja como tutor en 2º Ciclo de Educación Infantil en el Colegio Cristo de la Guía (Madrid, España).

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Tu nombre