Hay veces que te comes la cabeza buscando un tema para trabajar en el aula. Buscas y rebuscas en los entresijos del cerebro, pero te cuesta mucho dar con la clave. Pero otras veces, escuchas a los niños o miras a su alrededor y ¡eureka! ahí está.

Durante este curso estoy trabajando un proyecto que gira en torno a la captura del entorno. En el primer trimestre aprendimos a mirar, a centrarnos, a observar lo que nos rodea. De esta reflexión nació el tema para el segundo trimestre: los círculos. Casi todos los objetos que se encontraban cerca de ellos tenían forma circular: la papelera, los neumáticos, cuencos, platos de la comida, los vasos, cds, los túneles del jardín…

Así que todo comenzó con una proyección en el aula de todos los objetos de forma circular que conocían. Ese día, los niños sólo veían los objetos, iban diciendo el nombre cada vez que aparecían.

Por las mañanas, en la asamblea, hemos reflexionado sobre los círculos, dónde hay, para qué sirven… y hemos experimentado con objetos circulares como los Discos Compactos, que están compuestos por dos círculos: uno grande (por fuera) y uno pequeñito por el que se puede mirar (como el agujerito del cuento de la Vaca Milamu).

Después trazos circulares en papeles pequeños o en superficies grandes. Poco a poco sus motricidad fina fue madurando, acercando a los niños a creaciones circulares. Trabajamos utilizando los aros de psicomotricidad que debían «llenar» de pintura o tapas para pintar por fuera; de esta manera crearon formas circulares que colgamos del techo, de modo que todos los día, antes de dormirse en la siesta, se tumbaban en los colchones y en le techo de la clase señalaban sus círculos.

baalya circulos mural techo

Este pequeño proyecto también contó con la participación de las familias, sin ellas nunca habríamos juntado tantos tapones y latas para trabajar y clasificarlas día a día. Una de las mamás del aula realizó un a sesión de sensorial basado en el círuculo. Habló de los círculos del cuerpo (ojos, boca), de los círculos que podemos crear con el cuerpo (con las manos, con los brazos), de la semejanza entre los corros de juego y los círculos…; y finalizamos la sesión pintando círculos de color rojo sobre papel blanco (el círculo más sencillo es el punto).

baalya circulos mural techo rojo

Otra de los recursos que hemos aprovechado son las videoproyecciones con el cañón de vídeo de cortos encontrados en youtube sobre puntos o círculos. Son vídeos cortos, menos de 1 minuto de duración, pero que sólo utilizan círculos.

Y una de las tardes, la casualidad motivó a los niños. Después de la siesta me pidieron las «construcciones de plástico». Empezaron a crear y de repente se me acerca una de las niñas y me comenta he hecho un círculo; la observo y sí, eran construcciones con forma curvada (que llenaban un ángulo de 45 grados) de forma que con cuatro piezas encajadas en un mismo sentido, se completaba un círculo. A partir de ese momentos, todos intentaron crear círculos y empezamos a trabajar cómo se mueven los círculos y las ruedas: rodando.

baalya circulos cd rojo

Para trabajar con objetos cotidianos circulares, como tapas metálicas, tapones de plástico y latas de conserva (sin filos), nos hemos inspirado en artistas que utilizan estos materiales para sus creaciones:

Ha sido un proyecto largo, pero muy satisfactorio. Los niños han utilizado distintos materiales circulares, han trazado círculos plásticos, han jugado con objetos circulares, han construido círculos, han movido círculos y miran a su alrededor conociendo y discriminando las formas circulares.

Te recomendamos un cuento y un libro:

  • El punto, un cuento sobre Vashti, un niño que no sabe dibujar pero que termina haciéndose famoso por sus puntos.
  • Vivir las matemáticas de Maria Antònia Canals. Un libro para hacer matemáticas a través de la vida cotidiana.

Profesional del aprendizaje en la infancia. Aprendiendo cómo aprenden los niños. Diplomado en Educación Infantil e Inglés; Grado en Magisterio Infantil y Primaria; Máster en Pedagogía Sistémica CUDEC. Trabaja como tutor en 2º Ciclo de Educación Infantil en el Colegio Cristo de la Guía (Madrid, España).

8 Comentarios

  1. Creo que hacéis un trabjao fabuloso. Soy Pedagoga y Maestra de infantill. Cada vez que tengo momento para entrar en vuestra web salgo más maravillada porque me encanta todo lo que hacéis y para mí es una fantastica ayuda. Lo peor, que tengo una peque de 2 años a la que no le gusta nada que entre en vuestra web, pues sabe que voy a enlazar una cosa con otra y no voy a ver el momento de desconectarme y dedicarme plenamente a ella. De verdad, muchas gracias por este impresionante trabajo e ideas tan maravillosas y creativas: Si os puedo ayudar en algo, contad conmigo.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Tu nombre