La educación del presente

Por
Publicado el 24 de enero de 2012

Lo que hoy trato de componer no es más que un pequeño análisis de la realidad de nuestro tiempo. La Educación, al igual que los elementos que la conforman, pertenece a un contexto histórico con características concretas. Y por tanto, aquello que se necesita o se requiere para una generación o tiempo de la historia, evoluciona notablemente al cabo de los años.

La educación que recibieron mis padres, al igual que aquello que aconteció y marcó su época, es totalmente diferente a la mía. Cada persona y cada tiempo, está enmarcada en un contexto con unos valores, hechos históricos y necesidades.

Es por esto, que hoy trato de describir lo que la educación de este tiempo, el 2012, requiere. Siempre, desde un punto de vista personal, que puede y debe ser fortalecido y ampliado por el de muchos otros/as. Consciente, de que la educación, al igual que la vida, nunca será algo estático sino que necesariamente evoluciona.

A continuación, especifico 10 aspectos que considero de gran relevancia y que tratan de marcar pedagógicamente mi día a día en el aula:

Generación Síntesis

Vivimos ante una generación de niños/as y adolescentes rápidos y eficaces por antonomasia. Las tecnologías han dispuesto una realidad que se configura con mensajes cortos y directos. Los SMS, Twitter, los Smartphones o WhatsApp son desarrollos simples que dan mensajes y soluciones instantáneas y claras.
Por lo tanto, comunicarse con más efectividad es desarrollar un lenguaje ajustado a lo que somos y a lo que se vive transmitiendo mensajes cortos que lleguen a la persona.
Se trata de generar soluciones sencillas y eficaces que introducen una dimensión ecológica a nuestra actividad cotidiana, ya sea en el aula u otro contexto.

 

Diversidad = Diversión

La globalidad nos hace conscientes de la multitud de características y desarrollos humanos. El reto es incluir todo en el aula puesto que la Educación debe tener la capacidad de generar espacios de seguridad y acompañamiento que favorezcan las múltiples potencialidades del ser humano a través de su desarrollo cognitivo, emocional y corporal.
Ser conscientes de la diversidad humana, incluirla y alimentarla, aporta diferentes colores al aula que generan un aprendizaje único y de conjunto.
En ese momento, subyace la diversión por el aprendizaje personal y grupal.

 

Red

Las redes sociales nos han aportado un modelo de aprendizaje basado en la cooperación donde todos los elementos están en relación. El aula es una red de individualidades que se afectan unas a otras y que en suma generan una nueva realidad. Las múltiples inteligencias del ser humano combinadas en red con un fin grupal es una de las claves del aprendizaje y del éxito educativo.

Presente líquido

Esta nueva realidad que produce la suma de la red, desde todos sus elementos, se presenta en la escuela cada día. El aula es un recipiente que contiene a todas las personas que la conforman desde su sentir en el presente. Recoger el carácter dinámico y líquido de la vida en el aula, genera acontecimientos significativos de aprendizaje. Se trata de estar atentos, fluir y recoger lo que los niños y niñas traen en cada momento para generar un aprendizaje propio y de vida.
Este hecho también nos obliga a tolerar la incertidumbre como parte de la dinámica escolar y como elemento del aprendizaje.

El sentir

Cada elemento de la red tiene su propio sentir y está relacionado y afectado por el resto de elementos: alumnado, profesorado, familias, etc. El mayor componente de la Educación es relacional y únicamente de la calidad de las relaciones, depende el ambiente en las escuelas.
Por ello, nuestro primer objetivo es generar vínculos sanos entre nosotros y el resto de elementos para potenciar el desarrollo de la comunidad escolar. Así mismo, es necesario que las emociones, como parte inherente del ser humano se vivan, expresen y regulen ecológicamente.

 

In-corporar

El cuerpo es el gran olvidado, tanto en la vida como en la Educación. Transitamos con él, pero sin consciencia de él. Lo intelectual ha copado la actividad diaria escolar en contra de lo emocional y corporal. Lo emocional empieza a ser reconocido y ahora es el momento de significar lo corporal ya que somos cuerpo. Es nuestra labor como docentes profundizar y facilitar la toma de consciencia de la postura, la respiración, las partes del cuerpo y el tono corporal como indicadores y condicionantes del ser humano. El aprendizaje, para ser significativo, tiene que pasar por el cuerpo.

 

En-raiz-ados

Al igual que somos afectados por lo demás dentro del contexto del aula y la escuela, nuestra familia ejerce este mismo efecto en cada miembro de la red. Dotándonos, por tanto, de una imagen de “red de redes” donde todo está vinculado y relacionado.
Cada familia es única y diferente: con normas, valores, códigos y expresiones que generan una identidad propia. Y, en el ámbito escolar, todo esto confluye a gran escala.
Comprender y no juzgar estas características tanto en nuestra familia como en las de nuestros alumnos y alumnas potenciará con ellos y sus familias un clima de seguridad y confianza desde la cercanía y el respeto. Todos pertenecemos a unas raíces propias que integradas en el aula son la plataforma para una educación significativa y profunda.

 

 

Ser uno mismo

Hemos vivido una época de alta formación pedagógica que en la mayoría de los casos se ha dirigido a lo intelectual. Ahora, la formación personal desde el ámbito pedagógico está generando una educación más fuerte y activa.
Cada uno de nosotros ha vivido múltiples circunstancias que nos han generado aperturas o cerrojos que actualmente marcan nuestro quehacer diario. Como educadores, es parte de nuestra responsabilidad dar el paso y mirar adentro para intentar educar desde un lugar más sano donde nuestras proyecciones no se mezclen con las de nuestros educandos. En la escuela, el trabajo empieza por uno mismo.

 

Be Slow

Ya está generado el movimiento de la lentitud en los espacios de la vida. Sin embargo en una educación marcada por el activismo sin significado, es momento de pararse y poner atención a los procesos: disfrutarlos, sentirlos, vivirlos e incorporarlos. El aula puede dejar de ser una vorágine del hacer donde el pararse a observar y tomar consciencia no tiene cabida. Se trata de ralentizar para dotar nuestras vivencias y experiencias de autonomía y autoconocimiento. Fomentando un aprendizaje consciente donde lentificar no significa detenerse sino avanzar con sentido.

En creación

Integrar y confiar en un presente líquido, de incertidumbre, genera una posibilidad constante de innovación y creación. La escuela está cargada de un elemento que limita, en toda su dimensión, la creatividad. Pensamos que el control de todos los momentos, espacios y personas dotándolos de una dimensión estática mejora la vida del aula. Sin embargo, estamos constituidos por una dimensión dinámica que si se paraliza pierde su viveza, su color. Cuando tratamos de controlar las expresiones de la infancia rompemos con su proceso creativo. La escuela debe generar dispositivos espacio-temporales donde los niños y niñas puedan manifestarse confiando en su propia e inherente naturaleza.

Como docente, todo comienza con la reflexión, continúa con un proceso de formación que converge en una toma de conciencia que sólo el tiempo y la práctica consiguen incorporar.

Fuentes de consulta:

  • Angélica Olvera, Mercè Traveset, Carles Parellada (2011). Sintonizando las miradas. Soluciones amorosas y breves a los conflictos entre la escuela y la familia. México, Grupo CUDEC.
  • Toro Alé, Jose María (2005). Educar con co-razón. Bilbao, Desclee de brouwer.
  • E. Morin (2001). Los siete saberes necesarios para la educación del futuro. Buenos Aires, Nueva visión.
  • Formación en el Máster de Pedagogía Sistémica Cudec en Madrid, especialmente las comprensiones de Angélica Olvera.

Ares González Hueso

Aprendiz de la Infancia y de la vida. Maestro de Educación Infantil e Inglés; Psicomotricista y Pedagogo sistémico. Es tutor y coordinador de Infantil en el Colegio Lourdes – FUHEM (Madrid, España).

Latest posts by Ares González Hueso (see all)

13 comentario/s en La educación del presente
  1. Responder

    Bravo, Ares, me ha gustado mucho tu reflexión, es una aportación muy interesante para compartirla en los foros de educación. He disfrutado leyéndola, percibiendo todas las comprensiones que abarca, felicidades! Carles

  2. Responder

    me gusta , pero he de leerlo mas despacio ,, lo comparto thanks you

  3. Responder

    Ares, siempre me gradúas las gafas para ver dentro del aula. Me siento afortunado por tenerte como maestro y amigo. Tus reflexiones me hacen estar más cómodo, encontrar mi sitio en el aula.

  4. Responder

    En el articulo tocas varios elementos importantesdel día a día en el aula, elementos que a veces se nos escapan por falta de ese “be slow”. Es importante abrir bien los ojos y mirar el momento en el que nos encontramos, cuales son la necesidades del momento y por ello, evolucionar hacia ello¡¡necesitamos cambios¡¡¡ Gracias Ares por hacernos reflexionar, una vez más, sobre nuestro estar en el aula . Y totalmente de acuerdo, el trabajo empieza ” por uno mismo”…pero, a veces, es ¡¡tan difícil.

    • Cris
    • 25 enero, 2012
    Responder

    Con artículos como este….lo que se aprende o re-aprende, o descubre, o que se yo. Me abres los ojos de una manera impresionante y estoy de acuerdo en todas tus reflexiones. Como bien dice Pablo…graduas las gafas para ver dentro del aula.
    Enhorabuena y gracias por compartir…

  5. Responder

    A mí me preocupa que nuestra generación tiene los hijos muy tarde y nos va a pillar mayores poder engancharnos a esto sniños y adolescentes supertecnologizados, no se nos irá de las manos?

  6. Me gusta mucho… lo comparto

  7. Responder

    Simplemente genial, lo relacional es la base de todas las actividades humanas, si podemos trabajar desde las emociones y la creacion de un entorno calido y seguro para los chicos, todo se simplifica dentro del aula.

  8. Muchas Gracias. :)
    Un abrazo a todos.

  9. Responder

    ¡Vaya Ares, de nuevo me alegra nuestro encuentro. Tus aportaciones son y van a ser muy valiosas para el próximo Encuentro de Escuelas Infantiles y para futuras colaboraciones.
    ¡Gracias! Me gusta la línea de tu discurso.

  10. Responder

    Eres un crack!

  11. Ares, que grato encontrarte en tu aporte de experiencia en educación. Te recuerdo gratamente del diplomado en Madrid.
    Leeré atentamente tu mirada de maestro joven a la realidad movida en que estamos. Desde Colombia mi abrazo

  12. Pingback: Alienados por las normas - Alaya Difundiendo Infancia

Deja un comentario

Change this in Theme Options
Change this in Theme Options

Send this to friend