Hoy como hace algunos días llovía y los niños lo veían a través del cristal. ¿Por qué tienen que verlo desde ahí?, ¿qué motivo tenemos para privarles de esa experiencia?. Todos los años en la primera reunión de aula les planteo a las familias que un día que sepa seguro que va a llover, les pediré que traigan ropa de repuesto y saldré con los niños a saltar charcos.
¡¡Que gran placer saltar en los charcos!!!!, sobre todo porque no es un placer exclusivo de los niños…
Sergio Pfoertzsch Biet
Diplomado en Educación Infantil y Psicomotricista en Práctica Psicomotriz Educativa Aucouturier. Trabaja como tutor en el segundo ciclo de Educación Infantil del Colegio Cristo de la Guia (Madrid, España).

2 Comentarios

  1. …cuanto tenemos que aprender de la educacion en otros paises, donde el salir a la lluvia, a disfrutarla, no es una actividad programada previo aviso a las familias, si no que tienen el chubasquero y botas preparadas siempre…aun asi se agradece gente con tu sensibilidad y “ojo experimental” en el aula. Gracias.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Tu nombre