Cada uno se plantea una meta a superar, cada uno decide su techo, su siguiente paso.

En la sala de psicomotricidad, hay una zona de salto. En ella, hay dos o tres niveles de distinta dificultad. Los niños día a día van superando esos niveles hasta saltar con total confianza desde lo más alto.

Es como subir una escalera, unos van de uno en uno, otros de dos en dos, otros dan un paso largo (suben 3 de golpe) pero luego tienen que ir de uno en uno.

La confianza en nosotros nos hace caminar, nos motiva para superar.

imagen http://apparentparent.blogspot.com

Avatar
Profesional del aprendizaje en la infancia. Aprendiendo cómo aprenden los niños. Diplomado en Educación Infantil e Inglés; Grado en Magisterio Infantil y Primaria; Máster en Pedagogía Sistémica CUDEC. Trabaja como tutor en 2º Ciclo de Educación Infantil en el Colegio Cristo de la Guía (Madrid, España).

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Tu nombre