«Es un cambio de mentalidad hacia el Rol docente. El educador no es foco de información y fuente de sabiduría del aula; sino que aporta recursos, habilidades y fuentes de potenciar conocimientos. Y por ello, ocupando un perfil de acompañante del aprendizaje. Tomando relevancia el aula como lugar que educa por sí misma, proporcionado lugares y espacios educativos en el que cada alumnado pueda potenciar sus cualidades e intereses. 
 
En este marco educativo surgen los llamados proyectos educativos «de verdad».

3 Comentarios

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Tu nombre