Existe la escuela de las certezas y la escuela de las incertidumbres. 

En la escuela de las certezas, los niños y niñas hacen deberes dentro y fuera del aula, deberes basados en repetir una y mil veces una tarea hasta que se grabe a fuego en el cuerpo, nunca en el alma, pura mecánica.
En la escuela de la incertidumbre los niños y las niñas hacen preguntas, una y otra vez, hasta desmontar las verdades establecidas, hasta ensanchar sus mentes buscando el infinito.
Estoy aprendiendo a navegar en la duda y la incertidumbre para crear una escuela que no acepta verdades indiscutibles. Estoy aprendiendo a desarrollar el deseo, la madre de todos los aprendizajes.

Como estoy en una escuela inacabada, sigo aprendiendo, deseo seguir aprendiendo, y eso es lo que enseño.
Profesional del aprendizaje en la infancia. Aprendiendo cómo aprenden los niños. Diplomado en Educación Infantil e Inglés; Grado en Magisterio Infantil y Primaria; Máster en Pedagogía Sistémica CUDEC. Trabaja como tutor en 2º Ciclo de Educación Infantil en el Colegio Cristo de la Guía (Madrid, España).

1 Comentario

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Tu nombre