Viendo que las pantallas forman parte ineludible de nuestra vida, es interesante ver cómo han surgido muchos estudios a favor o en contra de las mismas en relación a la infancia.

Infancia y Pantallas 2
Flickr: Yan Chi Vinci Chow

No son pocas las referencias que podemos encontrar sobre los beneficios de los tablets en la infancia. Es más, el mercado y las grandes marcas han visto cómo crear un nuevo producto adaptado: tablets específicos para niños.

Es más, el creciente mercado de las apps con fines educativos ha visto un aumento diario hasta límites increíbles situándose por encima de las 80.000. Muchas enfocadas al Mobile Learning, como lo define Antonio José Moreno “conjunto de prácticas y metodologías de enseñanza y aprendizaje mediante tecnología móvil, es decir, mediante dispositivos móviles con conectividad inalámbrica”. Por ejemplo en algunos colegios de Primaria de EEUU dan clases de botánica en un invernadero o en el parque, donde cada alumno lleva un tablet que le permite acceder a la información de cada planta simplemente haciendo una foto.

“¿Sólo enganchan las pantallas a la infancia o son una droga transgeneracional?”

Está claro que los niños desde el momento en que nacen nos ven manejando un smartphone o tablet y eso les permite aprender de manera natural cómo usarlos, pareciendo mágico, con lo que nos cuesta a los adultos. Pero claro nuestro cerebro y el suyo no está en la misma fase de desarrollo y la permeabilidad no es la misma.

A favor

Hay que tener en cuenta las grandes críticas vertidas sobre las televisiones y trasladadas a los tablets, acusándolos de coartar la creatividad. Jordy Kaufman realizó un estudio del impacto de los tablets en niños de entre 2 y 5 años y llegó a  la conclusión de que los televisores y los tablets son muy distintos. El televisor no permite la comunicación bidireccional, no responde ante la acción del niño mientras que el tablet establece una acción-consecuencia, es motivador y realmente fomenta la creatividad. Ésto no excluye las clásicas construcciones de madera, el Lego pero se pueden considerar complementarios.Infancia y Pantallas 2

Rose Flewitt ha publicado estudios sobre cómo los tablet pueden ayudar a la alfabetización en infantil relacionándolo al mismo tiempo con otro estudio sobre las neuronas espejo y la fluidez comunicativa que aportan los nuevos soportes (Tablet, Smarthphone).

En contra

Al mismo tiempo la terapeuta Novaes Menezes en una entrevista que le realizaron dió una serie de claves bastante interesantes relacionadas con niños de dos y tres años. Muchas familias acudían a su consulta pues pensaban que sus hijos padecían autismo, entendido en su más amplio sentido, con graves problemas de lenguaje y relación social. Tras varios casos y entrevistarse con un buen número de familias llegó a la conclusión de que en esos tres primeros años en que los niños van aprendiendo cómo relacionarse con el otro, ya sea igual o adulto, estos niños habían estado “enganchados” a sus tablet, DVD, Smartphone, reduciéndose los momentos de interacción padres-hijos y privándoles de esas herramientas tan necesarios en la relación con el otro, el reconocimiento de las emociones.

“¿Cómo puede un niño aprender a estar con el otro si no están juntos?”

Un Smartphone o tablet es una continua interacción, entretetiene de muy diversas maneras, proporciona satisfacciones inmediatas, en general no deja que los niños se sientan sólos en ningún momento evitando o abocando a la desaparición la frase “me aburro, y si me invento un juego con…”, quedándose en “me aburro”.

Infancia y pantallas 3
blog.sfgate.com The Smart (Getty)

Es interesante ver cómo actúan los padres en situaciones o momentos que para los niños son estresantes. En la consulta del pediatra es habitual ver a niños pequeños viendo dibujos o jugando en un smartphone antes de pasar, abstraídos totalmente. Otra situación curiosa es en los centros comerciales, niños que van en carritos gritando, llorando y al final relajándose con el smartphone de su padre o madre. En los viajes (coche, autobús, metro) los niños van viendo una pantalla (DVD, smartphone, tablet). ¿Dónde quedó el cantar padres e hijos, disfrutar del paisaje o jugar al veo veo? Una familia comiendo tranquilamente en un restaurante hasta que el hijo grita, llora y se calma con el smartphone correspondiente, permitiendo a los adultos hablar.

Un reciente estudio en Escocia precisamente habla de ésto argumentando que las madres actualmente prefieren calmar el llanto de sus hijos con el Smartphone a con un muñeco e interactuando ellas con su hijo.

En resumen

Las pantallas nos otorgan una respuesta inmediata que capta por igual a adultos, adolescentes e infancia. Está en nosotros el gestionarlo, el ver si nos sirven como escudo contra nuestros iguales, herramienta para que los más pequeños no molesten y nos dejen charlar o descansar después de un largo día de trabajo, como herramienta creativa y con una alto grado de manipulación, por su inmediatez en el acceso a la información.

Son parte de la realidad que estamos viviendo y está claro que no son una panacea ni un monstruo a repudiar. Es muy difícil ser objetivo y ver dónde establecer los límites, pero nadie dijo que fuese fácil. Lo que debemos aprender Be Where You Are When You Are Therees qué cosas son insustituibles, qué cosas nunca dejarán de aprender nuestros hijos de sus padres, de sus abuelos, de los iguales y ver qué estamos delegando en las nuevas tecnologías.

P.D. Varios estudios hablan del aumento de accidentes de niños en los parques de juego infantiles. Ese aumento se ha debido a que los padres al llegar se relajan y se centran en contestar emails, mensajes de texto o incluso terminar una partida de algún juego.

Bibliografía:

“Nao e autismo, e Ipad”. André Barcinski

http://entretenimento.r7.com/blogs/andre-barcinski/nao-e-autismo-e-ipad-20150107/

Are iPads and tablets bad for young children?

http://www.theguardian.com/society/2014/jan/08/are-tablet-computers-bad-young-children

Kids And Screen Time: What Does The Research Say?

http://www.npr.org/blogs/ed/2014/08/28/343735856/kids-and-screen-time-what-does-the-research-say

The child, the tablet and the developing mind

http://bits.blogs.nytimes.com/2013/03/31/disruptions-what-does-a-tablet-do-to-the-childs-mind/?_r=0

Kid’s Usage of Smartphones and Tablets Outpaces All Other Electronics

https://www.npd.com/wps/portal/npd/us/news/press-releases/kids-usage-of-smartphones-and-tablets-outpaces-all-other-electronics/

Mothers now prefer handing over smartphones rather than dummies to comfort crying babies‏

http://www.dailymail.co.uk/femail/article-2161533/Mothers-prefer-smartphones-dummies-comfort-crying-babies.html

Study: Smartphones cause playground injuries

http://www.news4jax.com/news/study-smartphones-cause-playground-injuries/29712882

Playground children having more accidents because parents are too busy playing on their smartphones

http://www.dailymail.co.uk/health/article-2237034/Unsupervised-children-having-accidents-parents-busy-playing-smartphones.html

Sergio Pfoertzsch Biet
Diplomado en Educación Infantil y Psicomotricista en Práctica Psicomotriz Educativa Aucouturier. Trabaja como tutor en el segundo ciclo de Educación Infantil del Colegio Cristo de la Guia (Madrid, España).

3 Comentarios

  1. Hola Sergio, me ha gustado mucho el artículo. A los niños hay que estar motivándoles siempre y jugar con ellos mucho y no utilizar ese recurso fácil y cómodo para los mayores como es la tele, la tablet o el móvil para que así les dejen tranquilos un rato.
    Por otro lado, no podemos ir en contra de los avances tecnológicos y todo es bueno si se utiliza de la forma adecuada.

  2. Sergio,
    Estoy muy de acuerdo con tu texto.
    El impacto de las tablets y smarphones en los niños pasa, como repites en tu artículo, en cómo actúan los adultos al respecto.
    El reto educacional no está en si conviene o no que un niño de 2 , 3 o más edad tenga una tablet en la mano (enseguida nos podríamos de acuerdo en los beneficios educativos de muchas aplicaciones), sino cuándo y cuánto tiempo tiene esta tablet. Y quién le da este acceso es el adulto. No queramos eximir de la responsabilidad que tenemos como educadores, atribuyendo a la tecnología la falta de interacción de los niños con el entorno (descubrimiento, experimentación…).
    Creo que los límites los tenemos en nuestras manos.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Tu nombre