Traducción de un artículo publicado en The Huffington Post Australia el 10 de Junio de 2015 por Pryscilla Frank

Emmeline
Emmeline

«La televisión ha cambiado el niño estadounidense de ser una fuerza irresistible a un objeto inamovible», dijo una vez el educador Laurence J. Peter. En las imágenes inquietantes de la fotógrafa de origen australiano Donna Stevens, estas palabras vienen a la vida, como vemos transformarse a los niños en no-muertos ante nuestros ojos, cautivados por lo desconocido que sucede ante ellos en las pantallas.

Stevens, que ahora tiene su sede en Brooklyn, dedicó años a trabajar como director de arte en la publicidad, donde su trabajo consistía, con sus palabras, en la creación de «imágenes que ofrecen una falsa promesa de la perfección.» Ella considera esta serie, titulada «Caja Idiota», su rebelión contra las imágenes de imagen perfecta que estaba tan acostumbrada a crear, en lugar de las realidades desagradables de la vida cotidiana.

Nico
Nico

«Esta serie en particular se produjo después de ver la interacción de mi propio hijo con el iPad», Stevens explicó a The Huffington Post, “que poco a poco, de alguna manera se convirtió en su iPad.» Para el rodaje, ella pidió colaboración a estudiantes locales de Brooklyn de la misma cooperativa escolar que su hijo. Cada uno de los niños eligió su programa favorito disponible en Netflix y Stevens comenzaron a disparar poco después.

«Dicen que fotografiar niños es un trabajo duro, pero este rodaje fue sencillo», explicó. «He experimentado de primera mano el poder de la pantalla, ya que llevó a mis sujetos a un estado de coma-televisivo ante mi lente. Ninguno de ellos habló o se movió durante el rodaje. No les dirigí de ninguna manera. Y aunque me coloqué justo en frente de ellos con mi cámara, apenas se dieron cuenta de mi presencia».

Las fotografías son sencillas pero verdaderamente inquietantes, ya que la cámara enmarca el vidrioso encanto en los ojos de cada niño, el residuo de lo que fue una sonrisa, baba acumulándose lentamente en sus comisuras. Las imágenes captan a los niños no como los curiosos seres humanos en ciernes que esperamos que sean, sino como zombis en estado de coma, lanzados en el alienante resplandor de la luz artificial.

«La televisión es sólo una de las omnipresentes pantallas negras a través del cual negociamos nuestras vidas hoy en día», concluyó Stevens. “Caja Idiota” espera explorar el lado más oscuro de nuestro amor por la tecnología. ¿Debemos mostrar más cautela sobre el papel de la tecnología en la vida de nuestros hijos? ¿Es nuestra tecno-paranoia justificada? No importa los artilugios que podamos tener y culpemos de nuestra ruina, ¿siguen siendo nuestro problemas todavía humanos?

Cassidy
Cassidy
Mila
Mila
Datsun
Datsun
Rider
Rider
Rhys
Rhys

 

http://www.huffingtonpost.com.au/2015/06/10/donna-stevens-kids-watching-tv_n_7544888.html?ir=Australia

Sergio Pfoertzsch Biet
Diplomado en Educación Infantil y Psicomotricista en Práctica Psicomotriz Educativa Aucouturier. Trabaja como tutor en el segundo ciclo de Educación Infantil del Colegio Cristo de la Guia (Madrid, España).

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Tu nombre