Durante el curso escolar, los profesionales del aprendizaje nos topamos con muchas situaciones. Tenemos que ser gestores emocionales eficaces. Según se van acercando los meses finales, tenemos más presentes las metas que planteamos a principio de curso. Y yo me pregunto, cuando un niño no llega a los objetivos planteados… ¿quién es el responsable? Yo lo tengo bastante claro. Cuando mi acompañamiento no consigue que una criatura recorra el camino propuesto, asumo mi fracaso y comparto mi dificultad con el resto de los agentes implicados en el beneficio de esa criatura. Es desde ese lugar, desde la pedida de ayuda desde donde observo que los agentes colaboramos mejor para ayudar a los niños.

Profesional del aprendizaje en la infancia. Aprendiendo cómo aprenden los niños. Diplomado en Educación Infantil e Inglés; Grado en Magisterio Infantil y Primaria; Máster en Pedagogía Sistémica CUDEC. Trabaja como tutor en 2º Ciclo de Educación Infantil en el Colegio Cristo de la Guía (Madrid, España).

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Tu nombre