Uno de esos campos en los que tengo que investigar, en los que necesito aprender más es en “La Documentación”. Para saciar ese hambre, el pasado sábado acudí a un simposio organizado por el Instituto Superior de Formación Psicopedagógica (ISFOP) bajo el título de II Forum de Reflexión y Práctica Innovadora en Educación Infantil  INNEDIN  (2ª Edición) “La Documentación Pedagógica en Educación Infantil”. La ponencia principal corría a cargo de Alfredo Hoyuelos, a quien os recomiendo leer si no sabéis nada de él, porque es quien mejor puede hablar de la pedaogía de Malaguzzi y la Propuesta Reggiana en España.

A los profesionales de aprendizaje en la primera infancia se nos pide que sepamos de todo, que seamos capaces de dominar todas las áreas (música, psicomotricidad, matemáticas, lenguajes, plástica, inteligencias…) y si es con menos recursos mejor. Poco a poco vamos investigando y aprendiendo pequeñas pinceladas, pero nunca estamos del todo satisfechos. Este es uno de los motivos por los que busqué una formación cercana a la necesidad de aprender a contar lo que pasa en el aula.

El Simposio lo abrió Alfredo Hoyuelos. Dice Alfredo que documentar es mirar a los niños con los ojos de lo inesperado, porque los niños son así, nos dan sus respuestas e interpretaciones a nuestros interrogantes. Ellos son capaces de simplificar nuestras complicaciones, ¿quieres soluciones? Pues pregúntales a ellos. Una labor complicada cuando queremos fotografiar la vida del aula es ser capaz de adelantar lo que va a pasar antes de que pase y permitir que pase para atraparlo en una imagen. Si contáis con algún profesional que tenga esta habilidad sois muy afortunados, cuidadle bien. Si no, os pareceréis a lo que comenta Jon Foncuberta: ir a fotografiar es como ser pescadores, hay que tener mucha paciencia y esperar que caigan los peces.

Algunas afirmaciones de Alfredo que me parecen importantes:

  • Documentar no es solo hacer fotos o grabar vídeos, tiene que haber una narrativa interpretativa.
  • No hay documentación si no hay transformación de la práctica
  • No hay documentación si no hay mirada con huellas. La observación requiere plasmar en un registro lo wque contemplamos para dar relevancia a la experiencia.
  • Cuando jugamos a dialogar con las experiencias jugamos a no coincidir (hablar sobre lo que observan distintos observadores para concretar la realidad). Lo que uno ve solo son unas posibilidades de lo que hay. Cuando lo compartes con el otro, aparecen nuevas posibilidades.
  • A documentar se aprende entrenando el ojo. Necesitamos saber lo que va a pasar antes de que pase.
  • La documentación  es un producto/tiene una parte:
    • ética: es un acto de honestidad. Es importante saber dónde estamos para buscar la esencia.
    • estético: la documentación debe unir forma y contenido.
    • político: nos exige poder transformar la sociedad para que sea más adecuada parta los niños.

Otra de las cosas que dijo Alfredo y en la que me voy a parar es que toda fotografía está embarazada de cuatrillizos, me da 4 tipos de información:

  • qué imagen de infancia tienen
  • qué imagen de profesional tienen
  • qué imagen de escuela tienen
  • qué mensaje dan

Os dejo aquí un par de imágenes para que analicéis qué información os da

comparar

Muchas veces, lo que queremos mostrar no suele coincidir con lo que otros leen, está en nosotros ser capaces de describir con exactitud el mensaje que queremos contar, para que el otro pueda acogerlo con más facilidad.

La documentación está ligada a la observación, a vivir y dialogar con la experiencia.

 

Fuentes foto cabecera | foto El Abeto | foto nytimes |

 

Profesional del aprendizaje en la infancia. Aprendiendo cómo aprenden los niños. Diplomado en Educación Infantil e Inglés; Grado en Magisterio Infantil y Primaria; Máster en Pedagogía Sistémica CUDEC. Trabaja como tutor en 2º Ciclo de Educación Infantil en el Colegio Cristo de la Guía (Madrid, España).

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Tu nombre