Cómo montar una sala de psicomotricidad

Por
Publicado el 15 de diciembre de 2016

Para montar una sala de psicomotricidad lo primero que hay que tener en cuenta es qué tipo de psicomotricidad queremos a realizar. La propuesta que realizamos es para sesiones de psicomotricidad vivencial, lo que llamamos la práctica psicomotriz Aucouturier.

Se desarrolla en un encuadre específico y riguroso por lo que el espacio ha de tener unas condiciones que favorezcan el desarrollo de la expresión psicomotriz de los niños y niñas. No vale todo, hay que cuidarlo y poner atención al porqué de cada elemento.

Lo básico es que la sala tenga buena ventilación e iluminación, suelo y paredes en buen estado. En caso que se use para otros fines, el material no debe interferir en el desarrollo de las sesiones y por tanto, tiene que estar ordenado de forma que no altere el desarrollo de la sesión (armarios, baldas, cajas…).

Además, debe poder ofrecer dos espacios, uno dedicado a la expresividad motriz y juego simbólico, donde los niños movilizan y vivencian su cuerpo desde su espontaneidad y originalidad. El otro espacio es donde los niños y niñas evolucionan hacía el pensamiento operatorio a través del desarrollo del cuento y la expresividad gráfica y/o plástica.

¿Qué material necesito?

Para realizar una sesión debidamente, la sala debe contar con material específico y obligatorio:

  • Módulos de goma-espuma de diferentes tamaños y formas geométricas (cilindros, cubos, paralelepípedos, triángulos, semicírculos), forrados con telas de colores y que sean desenfundables para su óptimo mantenimiento.

  • Colchonetas de diferentes grosores y tamaños.
  • Superficie de salto: puede ser una mesa, plinto o cualquier otra superficie sólida y firme que permita saltar desde la misma a cierta altura.
  • Espaldera, estructura que permite escalar.
  • Espejo: Es recomendable, pues el niño puede mirarse y así reconocerse.
  • Telas: Dada su sencillez y bajo coste son muy recomendables por las posibilidades de juego que ofrecen.
  • Material para dibujar: folios y lápices.
  • Bancos suecos o mesas que permitan dibujar sin apoyarse en el suelo directamente.
  • Material de Construcción: Piezas de madera de diferentes tamaños y mismo grosor, de color natural.

Siempre se puede mejorar el material de la sala añadiendo algunas opciones, las nociones básicas es que debe ser un material no estructurado que facilite el desarrollo motriz y el juego simbólico.

Ares González Hueso

Aprendiz de la Infancia y de la vida. Maestro de Educación Infantil e Inglés; Psicomotricista y Pedagogo sistémico. Es tutor y coordinador de Infantil en el Colegio Lourdes – FUHEM (Madrid, España).

Latest posts by Ares González Hueso (see all)

¿Te ha parecido interesante? Puedes escribir un comentario justo aquí abajo ↓

Déjanos un comentario ;)

Change this in Theme Options
Change this in Theme Options