Siempre eduqué a mis hijos para cuestionar todo y no creer nada

Por
Publicado el 8 de Junio de 2017

Un poco sobre ella

Naomi Aldort es asesora familiar, escritora y conferenciante. Es americana, está casada y es madre de tres hijos. Ha escrito numerosos libros acerca de educación infantil y tiene una web propia www.naomialdort.com, a través de la cual asesora a padres y madres de todo el mundo. Incluso podemos ver algunas de sus charlas en YouTube. Además de numerosos libros, la autora publica artículos en revistas de educación de varios países.

Nuestro primer encuentro

Hace unos años, cuando tenía más tiempo libre, solía acudir a la sección de pedagogía de las librerías a hojear los volúmenes. Uno de esos libros fue Aprender a educar sin gritos, amenazas ni castigos (ed Medici. Barcelona 2009), donde aprendía una herramienta llamada APEGO: de la negación a la validación.

Respondiendo con sus palabras

ALAYA. How and why did you begin your work as an advocate for children and childhood? ¿Cómo y porqué empezó tu relación con el mundo de la infancia?

N. A. Yo siempre estuve interesada en la educación infantil. Cuando terminé el instituto, leí el libro de A. S. Neill, “Summerhill” y en los últimos años de universidad leí  ” Magical Child” de Joseph Chilton Pearce. Estos dos libros dieron en el clavo.

Después de graduarme en la escuela de música, trabajé de profesora de piano y apliqué mi filosofía sobre los niños en  la relación con los alumnos y mi forma de enseñar.

Años más tarde,  tras continuar  estudiando mucho más sobre  psicología y la naturaleza de los humanos, una madre de uno de mis estudiantes me preguntó  consejos sobre su hija y toda la familia. Ella me dijo “Kara ha tenido clases contigo durante dos meses y  nosotros podemos ver una mejora en su comportamiento y sus emociones que  nunca habíamos  visto antes a pesar de años de terapia”.

Después de hacerla saber que yo no me formé como terapeuta, acordé una limitada y experimental cantidad de sesiones guiadas. En la quinta sesión cuando tratamos con que la niña sobre los robos  en las tienda, yo me sentí impotente y que carecía de  habilidades para continuar. Le dije a la madre que realmente no creía que pudiera ayudarles, su respuesta se me  quedó grabada en mi mente porque hablaba con pasión y convicción. Ella dijo: “Nuestra familia está viendo una mejora en estas sesiones que en 7 años de terapia” dijo con firmeza y entonces casi gritando dijo “por favor, continua”

Después de las siete sesiones acordadas, la familia consideró que todos los problemas estaban completamente resueltos. La niña dejó las clases de piano (nunca fue la razón por la que vino) y yo desconecté de ellos. Dos años más tarde me emocionó encontrarme con la madre por la calle. Pregunté ¿siguen durando los resultados de nuestro trabajo?, ella respondió “absolutamente si” y reservó una sesión para resolver un problema personal.

A medida que pasaba el tiempo, amigos y familiares me pidieron  orientación. He escrito varios artículos para revistas de padres y comencé a dar charlas y  recibir llamadas de todo el mundo en busca de mi guía.  El libro fue el siguiente paso natural para permitir que más padres  tengan acceso a habilidades y formas emocionales de conectar con la crianza, la paz y la resiliencia.

Por supuesto, yo también me convertí en madre y he criado a tres hijos, que ahora están prosperando como adultos.

 

ALAYA. Looking back on your professional career, do you think it was something you were born to do or that you came into over time? Después de tu trayectoria profesional ¿un profesional nace o se hace?

N. A. Un poco de los dos. Nosotros no tenemos ningún control sobre lo que nos interesa. El interés nos lleva en una dirección determinada. Normalmente, estamos interesados en una materia a la que tenemos una afinidad y un talento innato. La otra parte son casualidades de la vida que uno encuentra, lecturas, etc. Yo tenía más probabilidades de haber sido músico si me quedaba en mi país de origen y perseguía mi carrera de cantante en vez de viajar. Por supuesto, hoy la mayoría de profesionales requieren mucha educación para desarrollar el interés innato y el don. Uno no puede ir sin el otro.

La educación no tiene que significar educación formal. Algunas profesiones pueden depender más de maestros u oportunidades externas, mientras que otras pueden evolucionar con la auto- educación y otras oportunidades de  aprendizaje freelance. Mi enseñanza hacia padres y niños  es el resultado de este tipo de estudios tanto con maestros, estudio auto dirigido y experiencias.

ALAYA A teachable moment that changed your life? ¿Un momento educativo que haya cambiado tu vida?

N. A. Me estoy riendo. ¿Uno? Pasa todo el tiempo. La vida es una cadena de momentos de enseñanza. Pero tal vez se puede decir que el parto es un momento  para cada madre y padre. Es la realización de otro humano que se desarrolla poco a poco y depende de nosotros para sobrevivir y para formarse como es, como resultado de nuestra atención.

Cada día, ver a los niños  mirando el río, salir a caminar o estar quieto, escuchando a la gente y ver a los niños, leyendo, observando los animales o la lluvia, … y en los últimos años, escuchando cada vez más a mis hijos adultos que reflejan la vuelta a su infancia y el apoyo a su propia paternidad. Si prestamos atención, casi cada momento es un momento de aprendizaje,.

Quizás el ejemplo es la paz que viene cuando fluimos con amor y sin tratar de controlar. He aquí una historia de un momento así:

El sonido de las risas de los niños  se elevaba cada par de minutos desde el dormitorio. Los niños estaban jugando allí felizmente, mientras que un cliente estaba tomando una sesión conmigo en la cocina. De vez en cuando oímos gritos y  descontento, entonces algo de conversación y otra vez se repetía la risa. Estos ciclos continuaron hasta que se abrió la puerta y salió uno de mis hijos.

Se acercó a mí: “yo molesté,” El comenzó suavemente, “Me dijeron que si molestaba cinco veces iba a tener que salir de la habitación.”

Abrí los brazos y se subió a mi regazo.

“Yo molesté cinco veces”, continuó.

La besé y lo abracé. Le dije: “¿Tú  querías quedarte y jugar pero no podías ayudarte (controlarte) a tí mismo?” Él asintió con la cabeza. “Yo sé lo difícil que puede ser para controlarse uno mismo.”

“Lo sé”, dijo.

“Será más fácil cuando crezcas,” yo le  tranquilicé. (Puede ser aterrador y desalentador hacer frente a la propia falta de auto-control de uno.)

Le abracé y le besé de nuevo y le dije: “Sentados juntos, me siento tan conectada a ti… feliz de estar contigo… Me encanta como eres.”

“¿Incluso cuando molesto?” Me preguntó.

“Sí”, respondí con una sonrisa. “Te quiero porque eres tú.”

Me miró y dijo: “Ah,” y pude sentir su cuerpo se hunde suavemente en mis brazos, empapando el amor incondicional. Después de un par de minutos, se levantó, fue a la sala de juegos y se puso a jugar por sí mismo, completamente pacífico y contenido.

El impulso emocional para dar una explicación a un niño que se porta mal o  perturba, está tan arraigado,  que  la madre (el cliente) que vio mi respuesta a mi hijo sollozó en silencio, liberando sus propios recuerdos de  por no estar a la altura de las expectativas.

El momento del  AHA para mí era más de “Sí, otra vez, enseña sólo el amor.” Mi hijo aprendió en un minuto que nada de lo que no puede hacer, nunca  parará mi amor o cambiara  su valor. El aprende la compasión por la forma en que lo trato y la confianza en sí mismo de saber que puede manejar las interrupciones pacíficamente y permanecer enteras, “mamá no se desmoronó ni pensó en rescatarme o regañarme”. Yo no trato de cambiar nada,  él aprendió que puede manejar las emociones y seguir adelante… Su hermano que le pidió que se fuera tenía una buena lección de liderazgo que no socavé. No intenté que le diera a su hermano una oportunidad más. Se sentía confiado, respetado y por lo tanto confiado. Todo el mundo aprendió la paz y un sentido de poderosa competencia.

Y para mí fue el momento de afirmar una vez más el poder de la confianza, la conexión y el flujo.

 

 ALAYA. Do you believe that education is a way to critique assumptions? Do you believe it is a way to improve the world? ¿Crees en la educación como medio para hacer crítica? ¿Y como medio para mejorar el mundo?

 N. A. La educación es, obviamente, un paso crucial hacia una mejor vida para las personas en las culturas modernas. ¿Enseña a criticar suposiciones? No siempre, pero debería. Siempre eduqué a mis hijos para cuestionar todo y no creer nada. Son pensadores muy críticos y creativos en sus escritos y discusiones.

No toda la educación enseña el pensamiento crítico. De hecho, la mayoría de las escuelas convencionales occidentales impiden el pensamiento crítico, al insistir en pruebas que requieren del estudiante para dar  respuestas “correctas” específicas y no cuestionar  lo que se enseña.

Algunas escuelas privadas proporcionan a los niños la capacidad de  cuestionar supuestos, pensar libre y creativamente. Este es un cambio muy alentador en la educación.

Los niños necesitan desarrollar habilidades y conocimientos para sobrevivir y contribuir a la sociedad. El conocimiento y las habilidades se desarrollan de muchas formas, una de las cuales es la educación formal. En los EE.UU. hay un segmento de la sociedad infantil que no van a la escuela, pero aprenden a través de la participación en la vida misma. Algunos grandes innovadores y pensadores no han ido a la escuela en absoluto, y son bien educados a través de otros medios. Además,  ahora hay  escuelas democráticas por todo el mundo, donde los niños no se sientan en las clases, son libres para jugar y aprender como lo deseen. Se gradúan y van a la universidades o se educan a sí mismos (autodidactas) y se convierten en profesionales de éxito también.

Así que, sí, la educación es crucial y puede llevarse a cabo en más de una forma.

Las habilidades más importantes que un niño necesita  dominar provienen de la convivencia con personas competentes. Hay temas cruciales que no son académicos y que  desarrollan las competencias del niño para ser y aprender todo lo demás. Estos temas importantes a menudo no se enseñan en las escuelas. Los académicos se pueden aprender en cualquier momento por una persona que tiene confianza, consciente, responsable, curiosa y le encanta aprender. Por tanto, la educación básica debe ser el primero en las siguientes materias: comunicación, amor, humor, juego, la generosidad, el trabajo en equipo, la compasión, responsabilidad, sensibilidad, respeto, confianza, toma de riesgos, la resistencia emocional, la capacidad de llorar y de recuperarse emocionalmente, asertividad , la autosuficiencia, la auto-confianza, la responsabilidad, la felicidad, independientemente de las circunstancias o de aprobación, habilidades de crianza, el liderazgo, la autodisciplina, la escucha, la conciencia, mente abierta, auto cuidado, relación,  manejo de problemas y flexibilidad emocional. Por encima de todo esto, la competencia de un niño para la vida depende de que estén  arraigados en sí mismo en lugar de depender de la aprobación externa.

Lo anterior son las habilidades más importantes y no tienen nada que ver con lo que ofrece la educación formal. Sé que la gente que no aprendió nada de niños pero más tarde como adultos adquirieron la educación formal fueron  capaces de pensar de forma creativa.

Algunos de nuestros más brillantes innovadores llegaron a realizarse sin la educación superior.  Edison (inventor de la bombilla) no fue a la escuela en absoluto, a Steve Jobs (Apple innovador / creador)  abandonó la universidad en su primer año, y muchos otros. El aprendizaje se da de diferentes formas y lugares.

Los niños necesitan la oportunidad de aprender el tipo de habilidad que les da la libertad de estudiar cualquier forma que se adapte a ellos. Estas habilidades básicas incluyen la lectura, contando, música, arte, desarrollo físico, etc. Estas habilidades se pueden aprender en casa, libre o en un entorno escolar, idealmente sin aulas o pruebas impuestas.

El tema principal que yo creo que pregunta es si podemos alcanzar más fácilmente la paz y la prosperidad mundial para todos si todos los niños tienen la libertad de continuar completamente y mi respuesta a eso es  sí. Sólo quiero estar segura de que está claro que no me refiero al currículum impuesto, sino más bien a la nutrición, el medio ambiente y las guías amorosas que permiten al niño actualizarse y florecer.

 

ALAYA. In the context of the times we live in, what are the requirements for a fulfilled childhood? ¿Qué necesita la infancia en estos tiempos?

N.A. Las necesidades de los niños no han cambiado con el tiempo. Necesitan cuidado, el amor y la libertad de ser ellos mismos en una comunidad de gente pacífica y el cuidado de todas las edades. Cuando se cumplen estas necesidades, los niños responden a esta pregunta. Ellos entienden lo que la comunidad es cuando están creciendo en ella y nos dicen lo que necesitan para desarrollar sus conocimientos y habilidades para unirse a la comunidad como una contribución y adultos felices.

 

ALAYA. If you could travel back in time to when you began your professional journey, what advice would you give yourself? Si pudieras viajar en el tiempo al momento en el que comenzaba tu carrera, ¿qué consejo te darías?

N.A. Intervenir menos y confiar aún más.

  • Centrarse más en la construcción de resiliencia y autonomía, vacío de búsqueda de aprobación.
  • Tener más edades  mezcladas en las vidas de nuestros hijos
  • Ser menos perfeccionista
  • Proporcionar más oportunidades diversas, más allá de las conocidas.

 

Pablo Ruiz Boj

Pablo Ruiz Boj

Profesional del aprendizaje en la infancia. Aprendiendo cómo aprenden los niños. Diplomado en Educación Infantil e Inglés; Grado en Magisterio Infantil y Primaria; Máster en Pedagogía Sistémica CUDEC. Trabaja como tutor en 2º Ciclo de Educación Infantil en el Colegio Cristo de la Guía (Madrid, España).
Pablo Ruiz Boj

¿Te ha parecido interesante? Puedes escribir un comentario justo aquí abajo ↓

Deja un comentario

Change this in Theme Options
Change this in Theme Options

Send this to friend