Vecinos

Por
Publicado el 1 de noviembre de 2017

A lo largo del curso la escuela tiene la oportunidad de acoger a otro alumnado que a través de la música, del teatro y sobre todo de los cuentos nos ofrece nuevas experiencias.

Esta acogida nos permite asumir el rol de anfitriones y para pequeñas y pequeños supone salir de su rutina habitual: otros niños  más mayores ocupan y comparten sus espacios.

Después de varios cursos escolares acogiendo al alumnado del instituto sabemos que la actividad enriquece nuestro día a día, porque además de maravillosas historias contadas con diferentes estilos narrativos y apoyadas de variados y originales recursos, la propuesta les acerca un gran abanico de sensaciones: el asombro al ver llegar al alumnado del instituto con su material, (a veces con un gran despliegue de medios), las emociones que les provocan los cuentos (risas, tensión, miedo, curiosidad,…), la ilusión del contacto con las niñas y niños mayores (risas, preguntas, miradas,…).

En el alumnado del instituto también percibimos muchas sensaciones, la más frecuente son los nervios, comprensible…quien no los tendría! Esto sucede las primeras veces, cuando vuelven a contar cuentos por segunda o tercera vez vienen con más seguridad, saben que son un público muy exigente (si no consiguen captar su atención comienzan a moverse y mostrarse muy inquietos), y enormemente agradecido. Y por supuesto, también vienen muy ilusionados, algunos tienen hermanos, primos, vecinos a los que saludar y de los que hablar con sus compañeros; y claro, una vez contado el cuento asoma la satisfacción de ser escuchado, de ser aplaudido y reconocido por otros pares.

Y, por suerte, contamos con más vecinos, además del instituto compartimos vecindad con un centro socio-comunitario, que a lo largo del curso enriquece las interacciones de las niñas y niños. Relaciones intergeneracionales que incrementan la cooperación e intercambio de experiencias entre la primera infancia y la tercera edad, lo que supone compartir habilidades, conocimientos y experiencias. En esta experiencia concreta lo que nos vincula es la música tradicional, el grupo de panderetas que ensaya en el centro social actúa para nuestro alumnado entre dos y tres veces al año coincidiendo con festividades.

Nuestra labor como agentes educativos debe favorecer la escuela como espacio de socialización y desarrollo cultural, la escuela como espacio que genera cultura y un entorno próximo que coopera y participa de este proyecto.

Estas actividades de apertura a la comunidad crean lazos afectivos que a ninguno de los protagonistas nos deja indiferentes.

Vecino es un término que procede del latín que significa lugar. El concepto se utiliza para nombrar a aquel que habita con otros en un mismo edificio, barrio o pueblo, aunque en viviendas independientes. Es una suerte que las escuelas 0-3 veamos ampliada nuestra comunidad educativa, los beneficios son numerosos, este texto esta lleno de pistas, los resumimos evocando una imagen: la mirada de niñas y niños cada vez que reciben a sus vecinos.

Guardar

Cristina Llinares Francisco

Cristina Llinares Francisco

Trabaja en la Red de Escuelas A Galiña Azul de Galicia. Actualmente con funciones de dirección en la Escuela Infantil de Tui.
Cristina Llinares Francisco

Latest posts by Cristina Llinares Francisco (see all)

1 comentario/s en Vecinos
    • sandra
    • 4 noviembre, 2017
    Responder

    excelente

Deja un comentario

Change this in Theme Options
Change this in Theme Options

Send this to friend