Entre telas anda el juego

Por
Publicado el 21 de marzo de 2018

Ya hace tiempo que las telas, junto con las cajas y los tubos de cartón, forman parte del material imprescindible del juego. Nos vamos a centrar en esta ocasión en ellas, las telas, porque en nuestras observaciones comprobamos que proporcionan un juego rico, tranquilo, imaginativo, variado y un sin fin de características de la cuales destacamos la tranquilidad. Sí, cuando hay telas por medio, el juego se transforma, niñas y niños bajan la intensidad del juego, se vuelve más cooperativo y por ende con más necesidad de estrategias comunicativas, aparece la confianza (yo permito que me tapes, que me protejas) y siguiendo a Acouturier la necesidad de envolverse, taparse, expresando ese deseo de protección, de bienestar, de revivir situaciones de cuidado.

Son muchas, muchísimas las propuestas de juego que nacen entre telas: cucu-tras, envolverse, arrastrarse, correr con una capa, correr agarrando ente varios la tela, taparse, construir una casa, disfrazarse, estirar y doblar, agrupar, apilar, esparcir, cubrir a los muñecos,….

Todas ellas estrechamente relacionadas con el juego presimbólico, en el cual las niñas y l niños se expresan a través de las acciones de su propio cuerpo; una vivencia de unión y  separación que, elaborada adecuadamente, permite conquistar la identidad.

¡Y la tela es interpretada, utilizada y transformada, siempre!

Cucu-trás.

Tras la tela y aparecer; una y otra vez y vuelta a empezar. No se cansan porque jugar a cucu-trás permite un equilibrio perfecto entre lo que un bebé en desarrollo sabe del mundo, lo que es capaz de controlar y lo que todavía le sorprende.

Envolverse.

Las sesiones de juego suelen empezar con un intenso movimiento (correr en círculos tras la tela, tirarse al suelo pisando la tela, tensar la tela,…), más tarde aparece los juegos de envolturas; taparse adoptando la posición fetal de descanso. Y aparece el intercambio de roles, primero yo te tapo, luego tu me tapas a mi.

Arrastrarse.

Una actividad que proporciona cantidad de sensaciones; el placer de verse transportado, la confianza en el otro, la información que le llega de su cuerpo en contacto con el suelo,…

Construir una casa-cueva-nido.

En la sala de psicomotricidad las niñas y los niños usan los módulos de gomaespuma y las telas para crear recintos cerrados que pueden adoptar diversas formas; camas, sofás, estancias con puertas o ventanas. La construcción de una casa/cueva, satisface también, la necesidad de permanecer protegido. Combinando, superponiendo, estirando las telas el niño busca su seguridad interior. La construcción de este espacio es un acto espontáneo, el juego se enriquece con el diálogo que se establece con los que están fuera, afloran emociones que nos permiten conocer el mundo interior de pequeñas y pequeños.

Laberinto de sábanas.

Aparecer y desaparecer entre las sábanas y quedar envueltos entre las telas, provoca algarabía, explosión de alegría y complicidades que repiten una y otra vez; unos corriendo, puede que por el miedo a quedar atrapados entre las telas, otros disfrutando de la suavidad de la tela acariciando la piel y el hecho de permanecer oculto a la vista del otro.

Disfrazarse.

El juego con telas permite que  las niñas y niños se disfracen por voluntad propia, en el momento que desean jugar a perder su identidad porque tienen deseos de identificarse con otro papel. Y para eso la tela juega un papel fundamental porque les sirve en esa transformación; vestidos, turbantes, sombreros, capas, bolsos, cintos,… ¡hasta zapatos se quiso poner Sabela con un trozo de tela!

 

 

¡No me podéis negar que entre telas anda el juego!

 

 

Cristina Llinares Francisco

Cristina Llinares Francisco

Trabaja en la Red de Escuelas A Galiña Azul de Galicia. Actualmente con funciones de dirección en la Escuela Infantil de Tui.
Cristina Llinares Francisco

Latest posts by Cristina Llinares Francisco (see all)

1 comentario/s en Entre telas anda el juego
    • Merlin
    • 22 abril, 2018
    Responder

    Gracias, es real somos grandes y jugar entre telas es mágico. Cuando sobre las telas juega el otoño. Cuando debajo de las telas les leemos un cuento.
    Gracias por poner en valor la telas.

Deja un comentario

Change this in Theme Options
Change this in Theme Options

Send this to friend