Un niño para ser feliz necesita que se le deje ser niño y se le permita disfrutar de su infancia sin interferencias.

Un poco sobre ella

Esther Zarrias Ruiz (1983), estudió magisterio de educación infantil en la UJI, Castellón. Trabajó durante 2 años como interina en escuelas de Tarragona y Barcelona, años que aprovechó para formarse en educación Waldorf. En 2009 aprobó oposiciones a las Islas Baleares. En el año 2012, junto con otras 3 maestras, fundaron la asociación “Es Niu”, el objetivo de la cual es la de promover una educación consciente y coherente. Formada en Educación activa y materiales Montessori, en 2015 comenzó a trabajar como directora del Ceip Rosa dels Vents, escuela pública de Mallorca e impulsó la unificación del proyecto educativo de centro a través de metodologías activas.

En el año 2016 el Ceip Rosa dels Vents fue seleccionada por Conselleria junto con una veintena de centros para llevar a cabo proyectos de innovación pedagógica en las escuelas de la Islas Baleares. Ha colaborado en diversas publicaciones y de manera mensual en el blog “De mi casa al mundo” con la sección “Soñando una escuela” dedicada a temas educativos.

Nuestro primer encuentro

Navegamos por aguas de cambio. Hemos vivido el resurgir de métodos tradicionales como Waldorf o Montessori bajo la etiqueta de innovación. Nos hemos dado cuento que los modelos bajo los que estudiamos ya no eran útiles en estos tiempos. Cada uno lleva a cabo su revolución educativa dentro del umbral que es capaz de sostener y que le permite el centro. Somos exploradores de nuevos territorios de la infancia.

Esther es una de esas aventureras que se lanzó a compartir con los demás su propuesta de cambio a través del libro “Un cambio de mirada”

Respondiendo con sus palabras

ALAYA ¿Cómo y porqué empezaste en el mundo de la educación?

ESTHER Siempre tuve claro que quería ser maestra, fue algo vocacional. Así que cuando llegué a la la universidad me matriculé sin pensarlo en la carrera de magisterio. Un año después de acabar la carrera me llamaron de la bolsa de interinos de Cataluña e inicié por primera vez mis andanzas en una escuela…

ALAYA Después de tu trayectoria profesional ¿El educador nace o se hace?

ESTHER Yo creo que las dos cosas pueden darse. Hay personas que tienen claro en seguida a qué se quieren dedicar, otras a lo mejor no lo tienen tan claro pero por cercanía con alguna experiencia, con alguna situación que ocurre o por alguien próximo entran en contacto con algo que les mueve por dentro y entonces deciden acercarse a saber más.

Yo, por ejemplo, sentía que lo tenía clarísimo pero al empezar a trabajar en una escuela creí haberme equivocado de profesión: nada en lo que yo creía se materializaba en aquella escuela, y no porque fuera esa escuela en concreto, era yo la que no acababa de encontrar mi lugar. No fue hasta un tiempo después, gracias al acercamiento a otras experiencias, que me reencontré con mi vocación de la manera que realmente quería.

ALAYA ¿Un momento educativo que haya cambiado tu vida?

ESTHER El año que empecé a trabajar en la escuela. No entendía nada. Todo aquello a lo que aspiraba o esperaba encontrarme no tenía cabida… Después de ese primer año estuve 6 sin volver a pisar una escuela. En esos años viajé, intenté conocerme un poco más e indagué sobre si realmente tenía clara mi vocación. Descubrí que sí, pero no la estaba enfocando en coherencia con mi pensamiento. Empecé a interesarme por lecturas de Paulo Freire, Ivan Illich o John Holt. Después vinieron los libros de Rebeca y Mauricio Wild y ahí hubo un flechazo. Esa era la escuela que quería y así era cómo quería estar junto a los niños, no como maestra de nada sino como una persona que acompaña a los niños en su proceso de aprendizaje respetando sus tempos y los procesos individuales de cada uno.

Realicé algunas formaciones que tenían que ver con una mirada de la educación desde otro punto de vista al tradicional (postgrado en pedagogía Waldorf, formación en educación viva y activa, trabajo con materiales Montessori…) y conocí algunas experiencias educativas de esas que llaman “alternativas”. No entendía por qué esa mirada de la educación que a mí me parecía tan coherente con la infancia sólo se daba en escuelas privadas. Así que me presenté a las oposiciones con el objetivo de llevar ese tipo de práctica a la escuela pública. Y aquí estoy, hace 4 años que soy directora de una escuela pública en la cual impulsé un proyecto pedagógico de escuela viva y activa basado en las últimas investigaciones aportadas por la neurociencia al campo de la educación y en el respeto por los ritmos de aprendizaje.

ALAYA ¿Crees en la educación como medio para hacer crítica? ¿Y como medio para mejorar el mundo?

ESTHER Desde luego. “La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo” decía Nelson Mandela. Para mí, la escuela ha de proporcionar las herramientas necesarias para potenciar que los niños lleguen a ser individuos con espíritu crítico y capaces de formar sus propias opiniones así como de fomentar unos buenos valores entre las personas que la habitan.

ALAYA ¿Qué requiere la educación en estos tiempos?

ESTHER Necesita de mucho respeto. respeto por las individualidades de cada niño, por sus procesos de aprendizaje, por sus ritmos evolutivos. Y de confianza, confianza en el niño y en su propósito de vida, confianza en que cada semilla sabe cómo llegar a convertirse en árbol.

Si pudieras viajar en el tiempo al momento en el que comenzaba tu carrera, ¿qué consejo te darías?

“No desesperes, resiste, cree en ti”. A lo largo de mi proceso de búsqueda de mi lugar en el ámbito profesional he pasado por diferentes momentos en los cuales me he sentido muy sola y cansada de nadar a contracorriente. A veces sentía ese cansancio y me daban ganas de tirarlo todo por la borda y resignarme a aceptar el camino “fácil”.  Años más tarde me alegro de haber creído en mi, de haber sido persistente con mis ideales y de haberle encontrado el sentido no sólo a mi carrera profesional sino a mi vida en conjunto.

ALAYA ¿Algo imprescindible a tener en cuenta por un docente?

ESTHER Para mi el adulto que está a cargo de un grupo de niños no ha de ser la pieza central dentro del aula de una escuela, el poseedor de todo el conocimiento, el que dirige toda la acción que se desarrolla en ese contexto, sino que debería ser un acompañante de los procesos de aprendizaje que se desarrollan en un espacio educativo preparado, un observador directo sobre todo aquello que acontece, un adulto que ofrece seguridad, respeto y empatía.

ALAYA ¿Qué es un niño?

ESTHER Un niño es un ser con un propósito de vida que, con el ambiente adecuado llegará a desarrollar todas sus potencialidades. Una semilla llegará a ser árbol si se encuentra con un entorno idóneo en cuanto a luz, agua y tierra. Con los niños pasa lo mismo, si cubrimos sus necesidades básicas y preparamos el espacio convenientemente, dispondrá de vía libre poder desarrollarse de manera completa y autónoma.

ALAYA ¿Qué necesita un niño para crecer? [o para ser feliz]

ESTHER Yo creo que sobretodo un niño lo que necesita es que sea respetado, que se Photo by Nong Vang on Unsplashrespeten sus verdaderas necesidades, sus intereses, sus ritmos de desarrollo, su individualidad y que ello pueda darse en un ambiente en el cual puedan explorar su capacidad de decisión, su capacidad de autonomía, las posibilidades que el espacio les ofrece, las libertades y límites…

Y que se confíe en él y en que la capacidad de aprendizaje es inherente a la especie humana y que el niño va aprender cuando esté preparado para ello.

Un niño para ser feliz necesita que se le deje ser niño y se le permita disfrutar de su infancia sin interferencias.

ALAYA Como habrá visto, nuestro logotipo es una caja. ¿Qué es una caja para usted?

ESTHER Una caja pueden ser muchas cosas: puede ser un regalo, el sitio donde guardas tus  tesoros, una nave espacial, un lugar donde guarecerse, una oportunidad de aprendizaje… sin duda alguna un billete hacia la diversión, la ilusión, la emoción y la sorpresa.

ALAYA ¿Qué es para ti el juego?

ESTHER Los niños pequeños utilizan el juego libre y espontáneo para asimilar todo aquello que les rodea, depositan sobre él las experiencias que han vivido, a través de él son capaces de expresar cómo se sienten o cómo se han sentido con una situación concreta, experimentan, crean, imitan, repiten el comportamiento de los adultos y las personas que le acompañan, cambian de rol para comprender el comportamiento de unos y otros. En definitiva, es una herramienta para entender el mundo.

André Stern  cita en su libro “Yo nunca fui a la escuela”: “el niño no es capaz de diferenciar entre jugar y aprender”. Esto es realmente revelador, no solo porque lo diga André, sino porque muchas experiencias y metodologías abalan este hecho: el niño aprende jugando. El juego y el aprendizaje no están reñidos, al contrario, según los últimos avances en neurociencia si los unimos la combinación es explosiva y efectiva.

ALAYA Cuéntanos tus próximos proyectos

ESTHER En estos momentos estoy esperando que me llegue a casa la segunda edición de mi primer libro: “Un cambio de mirada. Los inicios de una escuela pública activa”. Estoy muy contenta por la repercusión y el alcance que ha tenido. Al ser una autopublicación no tenía muy claro si se vendería bien pero he tenido una buena plataforma de lanzamiento. De manera mensual colaboro en el blog De mi Casa al Mundo con una sección dedicada a temas educativos: Soñando una escuela. Muchas personas siguen este blog y gracias al apoyo por parte de su autora, el libro se ha podido dar a conocer a muchísima gente.

A raíz de esta publicación, surgió la oportunidad de impartir formaciones a escuelas o colectivos que querían llevar un cambio de mirada a sus propios centros así que llevo cerca de un año  impartiendo formación por diferentes puntos de la península. Ahora también estoy inmersa en una colaboración de formación online con Jaisa Educativos (un proyecto comprometido con los cambios sociales desde el que trabajan para cambiar la educación y los sistemas de producción fomentando el respeto por el medio ambiente.)

Aparte continuaré con mi cargo de directora en el Ceip Rosa dels Vents, escuela pública activa ubicada en la Colònia de Sant Pere, Mallorca.

ALAYA Recomiéndanos: Una película, una cita, un libro, un profesional de la educación y la infancia.

  • Una película: La vida es bella.
  • Una cita: “Nada ha cambiado excepto mi actitud, por eso todo ha cambiado” A. de Melho
  • Un libro: “Educar para ser” Rebeca Wild.
  • Un profesional de la educación y la infancia: Olga Arnedo, directora de la escuela CreaNova.

Si queréis conocer un poco más sobre su propuesta, podéis revisar esta bibliografía. Nosotros siempre recomendamos el comercio local y de cercanía por lo que puedes ir a tus librerías de confianza. Pero si quieres hacerlo online, te facilitamos los enlaces:

 

Profesional del aprendizaje en la infancia. Aprendiendo cómo aprenden los niños. Diplomado en Educación Infantil e Inglés; Grado en Magisterio Infantil y Primaria; Máster en Pedagogía Sistémica CUDEC. Trabaja como tutor en 2º Ciclo de Educación Infantil en el Colegio Cristo de la Guía (Madrid, España).

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Tu nombre