Karina Smigla-Bobinski

Karina Smigla-Bobinski vive y trabaja como artista independiente en Munich. Estudió arte y comunicación visual en la Academia de Bellas Artes de Cracovia, Polonia y Múnich, Alemania. Trabaja como artista intermedia con medios analógicos y digitales y se mueve entre la ciencia, la intuición, la expresión y la cognición. Produce y colabora en proyectos que van desde esculturas cinéticas, instalaciones interactivas, intervenciones artísticas, objetos de realidad mixta, espectáculos de teatro físico multimedia y proyectos en línea. Las obras de Karina combinan el arte cinético, el dibujo, el video, la instalación, la pintura, la performance y la escultura. Sus obras contienen el método de su creación, son arte directo, que pone en primer plano el material, el movimiento en el tiempo y el impacto en los resultados. Era investigadora invitada y artista residente en el Centro ZiF de Investigación Interdisciplinaria en el Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Bielefeld.

Sus obras se han exhibido en 45 países en 5 continentes en festivales, galerías y museos a nivel internacional, incluyendo el Museo de Arte de Singapur, Gran de Halle de la Villette en París (Francia), la Galería de Ciencias en Dublín (Irlanda), el Museo de Arte IPARK en Suwon (Corea), Festival Internacional de Nuevos Medios en Microondas en Hong Kong (China), GARAGE Center for Contemporary Culture en Moscú (Rusia), ZERO1 Bienal en Silicon Valley (EE. UU.), FILE Electronic Language International Festival en São Paulo y Río de Janeiro (Brasil) ), FACT Foundation para Arte y Tecnología Creativa en Liverpool (Reino Unido), Busan Biennale (Corea del Sur), GAK – Gesellschaft für Aktuelle Kunst en Bremen (Alemania), Bangkok University Gallery (Tailandia).

_Kaleidoscope

Karina Smigla-Bobinski está creando aparatos interactivos que generan efectos visuales asombrosos. Al usar esos objetos, uno siempre llega a ese punto donde los procesos de percepción que normalmente ocurren totalmente en el subconsciente emergen a la superficie y se vuelven tangibles, lo que brinda experiencias fascinantes.

KALEIDOSCOPE  funciona como una caja de luz muy grande y completamente transitable. En su superficie, las tintas en cian, magenta y amarillo flotan entre varias capas de lámina de PVC. Estos colores cian, magenta y amarillo (CMY) están completamente creados por nuestro cerebro. Así que el inicio es “virtual”.

_Ada

ADA es mucho más grande, estética, mucho más compleja, una máquina interactiva de creación de arte. Lleno de helio, flotando libremente en la habitación, un globo transparente, parecido a una membrana, adornado con carboncillos que dejan marcas en las paredes, techos y pisos. Marcas que «ADA» produce de forma bastante autónoma, aunque movidas por un visitante….

En youtube hay videos de esta experiencia y que os invito a ver:

Reflexión de una humilde espectadora….

Me gustan los artistas que provocan, que inquietan, que animan a la participación activa del “visitante” y que, en este caso Karina, hacen que su obra SEA gracias a la interacción del espectador con su obra, dejando una huella colectiva.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Tu nombre