cubo sin plasticos

El programa Voz Natura, programa de educación medioambiental, tiene como objetivo concienciar e implicar a la comunidad escolar de Galicia en la recuperación y defensa de la naturaleza. Cada año propone un tema en el que centrar los proyectos en los centros promoviendo este año las actividades encaminadas a la eliminación de los plásticos.

Dos compañeras de la escuela han tomado la iniciativa con muchas ganas y su motivación nos está ayudando a toda la comunidad educativa a tomar conciencia del exceso de plástico que rodea la vida de las niñas y los niños, y cuan fácil puede ser transformar esa visión del mundo tan necesaria, al fin y al cabo, de ellas y ellos depende su futuro.

El proyecto está “en pañales”, confiamos que pronto os podamos contar como vamos adaptándolo a nuestro día a día en la escuela infantil. Nos interesa compartir con todas y todos vosotros las vías que hemos detectado para reducir, reusar y reciclar, o para repensar, reaprender, reeducar y revivir! (título del proyecto).

Lo cierto es que el equipo ya viene trabajando a través de un cambio en la concepción de los ambientes de aprendizaje, en la necesidad de ofrecer a las niñas y los niños materiales no estructurados, objetos reales de la vida cotidiana o elementos de la naturaleza, lo que contribuye y mucho a la retirada de los juguetes de plástico. La apuesta por materiales de mayor riqueza sensorial no ha supuesto la retirada completa de los juguetes de plástico, los que están en buen estado permanecerán en la escuela hasta que su deterioro sea evidente. El proyecto nos ha permitido dar continuidad a esta iniciativa y detectar los elementos que son fácilmente sustituibles, reducibles y reutilizables:

  • Las gavetas; contenedores de almacenaje. Como alterativa disponemos de unas estupendas cajas de cartón, que además de servirnos como propuestas de juego son maravillosas para guardar múltiples elementos (telas, zapatos, piezas de construcción, complementos,…etc).
  • Las bolsas de plástico para las mudas sucias. Una por cada cambio? Es posible que la bolsa venga de vuelta para seguir usándola? Que las familias dejen en el casillero bolsas reutilizadas para este uso?
  • El menaje: vasos y platos de polipropileno! Se puede trabajar en la escuela con vasos y platos de cristal? Sabemos que es posible porque conocemos escuelas que han apostado por ofrecer a las niñas y a los niños objetos de su vida cotidiana, su hogar. Y es la apuesta más coherente, presentar una realidad que da continuidad a su mundo, y no empeñarnos en mostrar otro paralelo.
  • Las toallitas. Sí, sí! Las compañeras han hecho un cálculo del consumo de toallitas en nuestra escuela de 100 niñas y niños y los números marean…la solución, a priori, no es complicada, pero si supone un reto importante que debe asumir todo el equipo de la escuela ya que las toallitas son desechables y no hay nada más cómodo que el usar y tirar…
  • También hemos centrado la mirada en el consumo de botellas de agua de plástico, otro mareo de números. Estudiamos varias posibilidades, de momento, lo estamos intentando con el formato, botellas de 10l y dispensadores de agua. Aunque confiamos que en que en algún momento llegue la recomendación legislativa de beber agua directamente del grifo.
  • No nos puede faltar, algo tan sencillo como clasificar el plástico y reciclarlo. Las familias lo tienen incorporado como hábito y se aprecia en la facilidad con que las niñas y niños desenvuelven la tarea: yogures, botellas de agua, bolsas,…etc
  • Hemos analizado otros envases que consumimos para poder substituirlos por otros biodegradables. Así que el personal de servicios pone su grano de arena en el proyecto, pidiendo envases más grandes y reutilizándolos para reducir el consumo de plástico.
  • Desde la cocina, confiamos en que se puedan sumar también al proyecto, favoreciendo la compra de sus productos a granel para reducir el consumo de plástico.

Y las familias también se unen al proyecto, de hecho, algunas de las propuestas son observaciones suyas. Y pueden contribuir, y mucho a favorecer un entorno libre de plásticos para sus hijas e hijos. Un ejemplo: el ANPA tiene en proyecto prepararnos con palés una cocina para la zona exterior.

En una entrada anterior os contamos la estrecha colaboración con nuestros vecinos: el centro de mayores que está al lado de la escuela. En las personas mayores hemos puesto también la mirada, su experiencia de vida sin plástico será una buena historia para empoderar nuestro proyecto.

Y a medida que nos vamos involucrando, vamos también tomando conciencia a nivel personal, por lo que sabemos que el proyecto va influir en nuestra forma de vida, y en la imperiosa necesidad que tenemos todas y todos de contribuir con nuestro granito de arena a un futuro más respetuoso con el planeta, nuestra casa al fin y al cabo. ¿Ponéis el vuestro?

Este artículo ha sido redactado con la colaboración de:

  • Cristina Castellano Barreiro: Maestra de la escuela infantil de Vigo Valadares
  • Beatriz Viñas Vázquez: Maestra de la escuela infantil de Vigo Valadares

Cristina Llinares Francisco
Trabaja en la Red de Escuelas A Galiña Azul de Galicia. Actualmente con funciones de dirección en la Escuela Infantil de Vigo Valadares.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Tu nombre