Jenny Silvente

Todavía hay muchos prejuicios, sobre todo en el primer ciclo, que a veces parece más asistencial que educativo. Pese a las ideas sociales (no generalizadas, pero sí bastante establecidas), hay escuelas y equipos de grandes profesionales que día tras día luchan por dar visibilidad a esta etapa y para ofrecer lo mejor a los niños y a las niñas.

Un poco sobre ella

Maestra de Educación Infantil y psicomotricista. Experiencia en educación infantil en primer y segundo ciclo y educación primaria. Formación en diferentes miradas y filosofías pedagógicas.

Respeto, juego, experiencias... es lo que encontrarás por aquí.
Si te mueve la infancia, te mandamos un artículo semanalmente.

Más de 10 años dedicados al ámbito del juego teatral con niños, adolescentes y adultos. Acompañamiento a profesionales de al educación y a escuelas en la transformación pedagógica con asesoramientos, cursos y talleres. Autora del blog «VER PENSAR SENTIR»

Sembrando opinión

ALAYA ¿Cuál es tu visión sobre el primer ciclo de educación infantil?

JENNY La educación infantil es la gran olvidada de las etapas; en general se tiene claro que es una etapa muy importante, pero «del dicho al hecho…»; luego no se ve reflejado en la práctica.

La educación infantil es la gran ventana de apertura al mundo, a las emociones, al movimiento, a las sensaciones… una etapa emocionante a la vez que intensa. Acoger las necesidades de los niños y niñas en estos primeros años es fundamental; y el juego tendría que ser la base (real, no solo de boca).

Todavía hay muchos prejuicios, sobre todo en el primer ciclo, que a veces parece más asistencial que educativo. Pese a las ideas sociales (no generalizadas, pero sí bastante establecidas), hay escuelas y equipos de grandes profesionales que día tras día luchan por dar visibilidad a esta etapa y para ofrecer lo mejor a los niños y a las niñas.

ALAYA ¿Cómo ves la practica educativa en 0-3?

JENNY Estamos viviendo un momento de cambio y de transformación. Y como cualquier cambio, hay crisis, a nivel pedagógico, filosófico, personal, de valores… Esta crisis nos ayuda a removernos y a replantearnos qué estamos haciendo y hacia dónde queremos ir.

También vivimos un momento de modas, y esto es peligroso, sobre todo cuando se acogen prácticas sin la suficiente reflexión. La transformación es necesaria, porque la educación debe estar viva y en continuo progreso, pero el proceso de reflexión es fundamental para ser coherentes con los niños y las niñas y con las bases pedagógicas y psicológicas propias del centro y de la infancia que lo habita.

ALAYA ¿Qué cambios introducirías para mejorarla?

JENNY Más que cambios, y remitiéndome a lo comentado en la pregunta anterior, introduciría horas de reflexión. Y ahí sí que vendría un cambio: ofrecer a los equipos más horas de estar entre ellos, de hablar de pedagogía y de niñas y niños. Horas que no tienen y que son necesarias para instaurar cualquier cambio y tener un proyecto educativo coherente, consensuado y potente.

Ayudaría mucho que los equipos directivos tuvieran menos horas de trabajo administrativo y más de trabajo pedagógico.

Y sobretodo incidiría en una formación real y de calidad, tanto inicial como continuada, de los profesionales de la educación.

ALAYA ¿Si pudieras influir en los centros de 0-3, ¿qué transmitirías a los equipos?

JENNY Tengo la suerte de poder acompañar a equipos tanto en el 0-3, 3-6 y primaria, y lo que siempre les transmito es calma, pasito a pasito. Se quiere correr mucho porque hay muchas ganas de cambio; pero sin reflexión no hay transformación.

Les diría que busquen diferentes maneras y aprendan de todas, quedándose solo con aquellas cosas que emocionan y que consideran coherentes; aquellas que consensúan en equipo. Les diría que muchas gracias por el trabajo que están haciendo y que no pierdan nunca su mirada hacia lo más importante de su día a día: los niños y las niñas.

Hortensia Sinués Mollá
Soy Maestra de Educación Infantil y llevo más de 35 años entregada al primer ciclo de educación infantil en el Patronato Municipal de Educación y Bibliotecas del Ayuntamiento de Zaragoza. Y, desde hace doce años, como directora de una de sus doce escuelas. Me encanta compartir mi experiencia en jornadas y cursos de formación a TSEI y Directoras de escuelas infantiles, intentando desterrar estilos educativos caducos y proyectando verdadera esencia del ciclo. Sueño con el reconocimiento social del primer ciclo de educación infantil, me implico en la difusión de buenas prácticas y reivindico una educación de calidad para niños y niñas en los centros de primer ciclo, haciéndolo visible a través de un grupo en Facebook llamado "Educadores 0-3".

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Tu nombre