educando con los pies descalzos
@aventurakoalatrymfamily

Un día cualquiera, a una hora cualquiera, en Australia, los niños y niñas llegan al parque y lo primero que hacen es… ¡descalzarse!

Respeto, juego, experiencias... es lo que encontrarás por aquí.
Si te mueve la infancia, te mandamos un artículo semanalmente.

Los niños australianos pasan mucho tiempo jugando, muchas veces en parques y, casi siempre descalzos. Es una imagen a la que te habitúas rápidamente al llegar a este país. Se están haciendo muchos cambios estructurales en los parques australianos, mejorando asiduamente sus materiales o sus parques de juegos. La mejora de estos es más que evidente.

Arena, agua, madera, cuerdas…

@aventurakoalatrymfamily

Lo que estoy acostumbrada es a ver parques estancos, que permiten el movimiento y la trepa pero no mucho más. No hay agua en algunos, en otros no hay arena(no sea que se manchen), y, además, no se pueden modificar. Esto hace que los niños no tengan mucha elección, pero… ¿es lo que queremos para nuestros peques? La libertad de movimiento, el dejarles hacer, actuar y cambiar. Todo esto hace que les ayude en su proceso creativo, en sus ganas imparables de moverse y conseguir nuevos retos, en no repetir lo mismo.

Hay cosas que, en lugares como España, no vamos a cambiar. No podemos de repente, decir a todos los niños que vayan descalzos en el parque, pero sí podemos ir presionando para modificar poco a poco los parques, como padres y madres, ir dando más importancia al juego libre, cambiar un poco ese “chip” que tenemos y dejarles, por ejemplo, que se manchen mientras juegan.

“Si ves que tienes frío, me lo dices y nos ponemos la chaqueta” en lugar de… “¡Ponte la chaqueta!”

Aquí a los niños no se les dice que se pongan la chaqueta, van en manga corta y pantalón corto, ¡en todas las estaciones del año! Puede que nuestros hijos cogieran un constipado tras otro. Pero, ¿y qué tal si les preguntamos, en lugar de elegir por ellos?

En ocasiones se lo damos todo tan “mascado”, que no les dejamos decidir. Esta es una de las cosas que, como familia, hemos cambiado al llevar un tiempo aquí. Las mamás sufrimos, y yo la primera que al tener frío, decía: “ven que te ponga la chaqueta”. Puede que nosotros tengamos frío, pero hay que pensar que ellos están en continuo movimiento, y cuando más se mueven, más calor tienen.

Trepar, saltar, equilibrios…

En ocasiones, con todo el amor del mundo, transmitimos nuestros miedos a los peques y pensamos que si no lo intentan… ¡seguro que no se caen!

En ocasiones, cuando están empezando a intentarlo, nosotros los bombardeamos con un montón de advertencias: “cuidado no te caigas”, “cógete que te caes”,  “no pises esa cuerda que te vas a resbalar”… sin querer ¡los estamos frenando!

Hay que confiar y saber que de los errores se aprende. Hay que permitirles que tengan estos fallos para que aprendan a rectificarlos ellos mismos. Esto es aprender. Si no les dejamos equivocarse, no van a saber nunca lo que quieren elegir.

@aventurakoalatrymfamily

El movimiento permite a los niños que conozcan el entorno, las posibilidades motrices que tienen y que se pongan nuevos retos para ir superándose. Tristemente,  la psicomotricidad es la gran olvidada. Si todos fuéramos conscientes de lo importante que es y de lo que va a ayudar posteriormente a la orientación espacial una vez pasen a la hoja de papel para escribir, daríamos más importancia a este aspecto. Es verdad que no es algo que se pueda ver, o comprobar de inmediato, como ocurre con la escritura, pero tiene unos grandes efectos positivos a la hora de enfrentarse a la lecto-escritura.

Aquí se hace así: juego, juego y más juego.

Picnics en lugar de comedores escolares

@aventurakoalatrymfamily

En Australia, el espacio está estructurado para disfrutar de la naturaleza y del juego outdoor ¿Y qué tal si ir al parque fuera un disfrute familiar, donde los niños jugasen y los familiares observasen vigilantes desde la distancia, quedándose a hacer un picnic o una merendola?

Los niños aquí en el cole no tienen comedores, comen en las zonas de picnic junto con sus compañeros y maestros.

Esto era algo que, como madre, y como “seño”, me resultaba ¡tan extraño!

Después de adaptarme a hacer una lunch box tras otra, como si nada, y a cambiar nuestra estructura de toda la vida, y a empezar a “cenar las comidas” (es decir, el plato caliente para cenar) tuve que adaptarme a ¡comer al aire  libre!

@aventurakoalatrymfamily

¿No tendrán frío? ¿Comiendo en el patio? ¿Sin calefacción?

Pues de ser una preocupación, ha pasado a ser una de las cosas más divertidas que ha vivido mi hija…

“Mami, ¡qué divertido! ¡Aquí todos los días estamos de picnic!”

Muchas veces los adultos nos enfrentamos a nuevas situaciones con nervios y temor. Nos cuesta mucho más adaptarnos que a nuestros hijos/as; para ellos todo lo nuevo es una adaptación emocionante que viven como una fiesta.

Recuperando los juegos tradicionales

Algo que también se ha perdido es jugar a las canicas, a la cuerda, a la pelota… y pasar el día así, al aire libre, cogiendo piedras y buscando con qué entretenerse.

Pero, señores y señoras… ¡el aburrimiento es bueno para los niños!

Aburrirse hace que sean más creativos y que busquen opciones y recursos con lo que tienen a su alrededor. El uso de pantallas ha sido la solución más rápida al “me aburro”. Aquí se ven muy pocos niños con móviles. Teniendo naturaleza y aire libre, conseguimos el escenario perfecto para que se encienda la chispa de la imaginación. ¡Dejémosles que se aburran!

Cabañas, palos y troncos

Otra de las cosas que me ha llamado la atención en Australia es encontrar cabañas de palos y troncos. En ocasiones, en las escuelas infantiles, o en algunas familias, nos obsesionamos buscando la mejor casita de exterior, la que más dure, la que tenga ventanas, mejores materiales…

Cuando la mejor opción es darles un montón de palos y un espacio al aire libre,  así pueden construir desde la mejor casa al más inmenso castillo… con unos palos y un bol entero de imaginación.

Libros recomendados que me inspiran

Siempre recomendamos el comercio local y de cercanía. Pero, por si lo necesitas, te dejamos los enlaces:

Sagrario Roger
Maestra de Educación Infantil, Educación Física y Lengua Extranjera (Inglés). Después de 16 años de experiencia en las aulas, me encuentro en continua formación alrededor del mundo, sacando las mejores ideas sobre Neuroeducación, Inteligencia Emocional, Creatividad y Educación en positivo. Ahora mismo en Australia… “educando con los pies descalzos”.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Tu nombre